La presencia de Roger Federer en una nueva edición de Wimbledon no es simplemente una conmoción por el aspecto deportivo. También lo es para el mundo del marketing ya que es el primer torneo con una marca de indumentaria distinta luego de cortar una relación de 24 años con la histórica empresa que lo vistió a lo largo de su carrera.

El proceso de construcción de su nueva relación con la marca tuvo un golpe de efecto durante las últimas horas cuando el suizo irrumpió por los tradicionales courts de entrenamiento del torneo británico con una remera que tenía a los personajes de la histórica serie para niños Plaza Sésamo en primera plana.

Roger Federer con su particularidad remera

Roger Federer con su particularidad remera

“Con Elmo, Bert y Ernie de su lado, todo es posible para Roger Federer en el campeonato del 2018”, escribió la cuenta oficial en las redes sociales de Wimbledon acompañando un video del actual número 2 del ranking mundial.

Lo cierto es que la camiseta que portó Roger por los terrenos de Wimbledon es parte de la colección limitada para adultos que tiene Uniqlo, su nuevo patrocinador. La remera –llamada Kaws x Sesame street– está valuada en USD 15 y se vende por intermedio del sitio oficial de la marca que desembolsó USD 300 millones para contratar a Federer por los próximos 10 años.

En el aspecto deportivo, el máximo ganador en la historia de Wimbledon con ocho títulos inició su camino con dos triunfos contundentes en tres sets ante el serbio Dusan Lajovicen primera ronda y luego contra el eslovaco Lukas Lacko.