El mundo superó este jueves los 17 millones de casos del nuevo coronavirus en plena aceleración de la pandemia, que sigue estando fuerte en América y experimenta serios rebrotes en otros lados del planeta.

A seis meses de la declaración de emergencia sanitaria mundial por parte de la OMS, el 31 de enero, la pandemia de covid-19 ha dejado ya 667.744 muertos, según las cifras recopiladas por la universidad Johns Hopkins.

Estados Unidos, con 4.427.620 casos y 150.733 decesos, Brasil (2.552.265 casos y 90.134 decesos) e India (1.583.792 y 34.968) son los tres países más afectados.

“En aquel momento había 98 casos y ningún muerto en 18 países, sin contar a China. Cuatro países tenían evidencia (8 casos) de trasmisión entre humanos afuera de China (Alemania, Japón, Estados Unidos y Vietnam)”, dice la OMS en su portal al recordar esa fecha.

Hoy en día, según la base de datos de la AFP, hay casos en 197 países y este jueves se cruzó el umbral de los 17 millones de contagios, un millón más que hace apenas cuatro días y 6,5 millones más desde principios de mes.

En Estados Unidos, el epicentro está ahora en Florida, el tercer estado más poblado de país que con 21 millones de habitantes reportó un récord de 216 muertes diarias el miércoles y cuyas autoridades cerrarán este jueves los centros de prueba estatales de coronavirus, anticipándose al azote el fin de semana de la tormenta tropical Isaías.

Los centros de pruebas de los condados sí permanecerán abiertos, en momentos en que uno de cada 50 floridanos se ha contagiado de coronavirus, cada día se suman cerca de 10.000 nuevos casos y los muertos ascienden a 6.333.

En Latinoamérica, la región del mundo con más contagios, Brasil reportó en las últimas 24 horas 1.595 nuevos decesos, sumando 90.134, así como 69.074 nuevas infecciones.

A pesar de la gravedad de la situación, el gobierno del Presidente Jair Bolsonaro, que sigue minimizando la gravedad de la situación, decidió reabrir el miércoles sus fronteras a los visitantes extranjeros que lleguen por avión, con la esperanza de reflotar su devastada industria turística en este país de 212 millones de habitantes.

Brasil cerró sus fronteras aéreas a los no residentes el 30 de marzo, en un momento en que el coronavirus causaba estragos en Europa y Asia y acababa de llegar a Sudamérica.

Mientras tanto, y en una señal de la aceleración de la pandemia en la región, Perú superó el miércoles los 400.000 casos de coronavirus, una cifra que México había alcanzado un día antes.

/psg