La masiva llegada de personas hasta un mall chino ubicado en la comuna de Santiago, durante el primer día de desconfinamiento, generó alerta entre las autoridades de Salud, por lo que la seremi Paula Labra realizó una fiscalización que terminó por clausurar el local.

De acuerdo a lo detallado por la autoridad sanitaria, el centro comercial no contaba con las medidas sanitarias para atender al público, ni para responder ante la gran cantidad de personas que repletaron el lugar.

“Llegó mucha gente, por lo tanto no se tomaron las medidas necesarias para evitar la aglomeración, que fue el principal problema que hemos detectado”, sostuvo Labra. Asimismo, destacó que también se iniciará un sumario sanitario, que podría significar multas de hasta 50 millones de pesos.

Hasta el lugar también llegó el intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, quien explicó que existen tiendas que sí están cumpliendo con las medidas sanitarias para evitar contagios entre trabajadores y clientes.

Sin embargo, agregó que “en los espacios comunes no había distanciamiento físico, no había los resguardos necesarios en el piso, el protocolo no se cumplió, porque la gente se agolpó entonces no se le tomó la temperatura ni (se le aplicó) alcohol gel”.

Por su parte, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, indicó que las aglomeraciones se debían a una oferta que lanzó una de las tiendas, que según el público “era irresistible”.

“El llamado es a la conciencia ciudadana, tenemos vecinos de toda la Región Metropolitana, pero frente a aglomeraciones tan masivas es imposible poder fiscalizar, y frente a eso la autoridad sanitaria recomienda la clausura”, explicó el jefe comunal.

/psg