La bolsa de Nueva York repuntó en una jornada de abundantes noticias económicas y en la que los inversionistas no se dejaron permear por la entrada en vigor de los aranceles anunciados por EEUU y China, que dieron comienzo a una temida disputa comercial entre ambas potencias.

Los mercados celebraron el dato sobre la creación de 213.000 nuevos puestos de trabajo en junio pasado que, pese a coincidir con un aumento de dos décimas del desempleo en EEUU hasta un 4%, siguió mostrando el buen momento de la economía del país.

Los datos del Departamento de Trabajo revelaron que la economía local ha creado en el primer semestre del año un promedio mensual de 215.000 nuevos puestos y que con junio se completan ya 93 meses de crecimiento consecutivo del empleo, la racha más larga de bonanza en el mercado laboral de la que se tenga constancia en EEUU.

/gap