Gemita Bueno (34), la “testigo clave” del caso Spiniak, volvió a enfrentar a la justicia luego de que la detuvieran por hurto en una tienda comercial.

Así lo informó este viernes el diario La Cuarta, agregando que esta no es la primera vez que la mujer llega a un tribunal: entre noviembre del 2003 y abril del 2006, aseguró ser una de las víctimas de la red de pederastia del empresario Claudio Spiniak, quien estaba procesado por abuso de menores, promoción de la prostitución y producción de material pornográfico en calidad de autor.

En noviembre del 2003, la entonces adolescente señaló en una entrevista a Canal 13 había visto las fiestas del empresario y sus amigos en la residencia de Spiniak, donde aseguró haber vivido. También describió el cuerpo desnudo de un parlamentario, características que supuestamente coincidían con el UDI, Jovino Novoa, y describió a “Ricardito”, aludiendo al ex senador PPD, Nelson Ávila.

Sin embargo, todo era falso. En una entrevista al diario La Tercera confesó que todo era mentira. FInalmente, estuvo presa 111 días, entre agosto y noviembre del 2004 para luego recibir una condena el 4 abril del 2006 de tres años y un día de pena remitida y a cuatro con libertad vigilada por falso testimonio.

/gap