La toma feminista de las estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile seguirá por tiempo indefinido luego que no llegaran a un acuerdo con las autoridades del plantel y hoy se cumplen 73 días de movilización.

La toma comenzó tras la denuncia de una denuncia de acoso de la alumna Sofía Brito contra el académico Carlos Carmona, quien fue sancionado con tres meses de suspensión tras una investigación interna.

El consejo de la facultad, en un comunicado, manifestó “un profundo dolor al constatar que en su interior (de Derecho) existen conductas intolerables y contrarias a los principios elementales de la convivencia”.

También señala que “el acoso sexual y el acoso laboral deben ser tratados y sancionados como tales, lo que implica atribuirles la identidad, particularidad y gravedad que se merecen” y asegura que la facultad se compromete a “trabajar en la prevención de las conductas”.

Por último, indica que este tipo de conductas son “intolerables e incompatibles con al convivencia y valores universitarios”.

Sin embargo, las estudiantes querían que en el texto se mencionara explícitamente a Carmona y además pedían disculpas públicas para la alumna, lo que no sucedió.

“Nos parece irrisorio que no se quiera nombrar a quien acosó y se pueda nombrar en todos los medios a quien denuncia”, dijo la vocera Danae Borax.

/gap