Mediante el plan Comercio Justo, la Municipalidad de Santiago pretende erradicar la venta irregular del caso histórico santiaguino.

A través de una marcha por las calles peatonales del centro histórico de la comuna, la Municipalidad de Santiago presentó una serie de medidas para combatir el comercio ambulante ilegal del sector.

En colaboración con Carabineros, Policía de Investigaciones, Servicio de Impuestos Internos y la Seremi de Salud, la autoridad comunal pretende erradicar la venta irregular de la comuna y amenaza en hasta 3 UTM ($139.383) a quienes compren estos productos en la vía pública.

“Hemos detectado mafias que abusan de los inmigrantes. Los tiran a la calle, les pagan 15 mil pesos diarios y les entregan insumos contrabandeados para vender y nadie se hace cargo de nada”, sostuvo.
“El centro está completamente saturado de comercio ambulante ilegal. Hacemos un llamado a que no compren a estos ambulantes, no sólo porque arriesgan una multa sino porque afecta la ciudad”, señaló a Publimetro el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

Entre las razones que la autoridad esgrime para iniciar este combate, enfatiza en la necesidad de ayudar a los comerciantes establecidos.

“El comercio ilegal es injusto para quienes pagan patentes. Buscamos darle un espaldarazo al comercio”, indicó.

Según explicó, relacionado a este fenómeno se ha encontrado una enorme cantidad de productos de contrabando e incluso personas que se dedican a la explotación de personas.

“Hemos detectado mafias que abusan de los inmigrantes. Los tiran a la calle, les pagan 15 mil pesos diarios y les entregan insumos contrabandeados para vender y nadie se hace cargo de nada”, sostuvo.

Para aquellos vecinos de la comuna que se encuentren en situación de ilegalidad, el alcalde aseguro que existirán herramientas para reinsertar a aquellas personas que se vean afectadas por esta situación.

“Hay una mano acogedora que los acompañará en todo el proceso. Pero si queremos vivir en comunidad debemos someternos en algunas cosas. Todos queremos estar en Ahumada con Huérfanos pero eso va a saturar la zona. Debemos ser ordenados”, precisó.

La iniciativa se iniciará en el casco histórico de Santiago, no obstante, se expandirá a zonas como los barrios Meiggs y Franklin.

Desde el inicio de la medida en febrero, se han impartido citaciones a 68 personas, requisado 5 toneladas de alimentos y 116 carros de supermercado para venta de comida.