¿Ya no recuerdas cuando fue la última vez que tuviste sexo con tu pareja? Descubre si alguna de las siguientes situaciones está minando tu vida sexual:

1. Si llegar a casa después de trabajar te quita todas las ganas de tener sexo, prueba hacerlo en la mañana, en la ducha. Así comenzarás ambos el día con una sonrisa.

2.Si tu pareja está pasando por una etapa de depresión a causa de un hecho traumático, vayan a terapia juntos. Eso fortalecerá su relación. Y para avivar las llamas de la pasión, ofrécele un masaje intenso.

3.Dejar de tener sexo como una forma de castigo hacia la pareja, solo los alejará más. Esta situación se puede volver crónica. Conversa con tu pareja y pon los hechos en claro.

4.Los hijos son muy demandantes y se inclinan preferentemente por uno de los padres, dividiendo la atención de este. La situación puede mejorar si se conversa y se dividen equitativamente el tiempo de atención de los niños.

5. No hay peor asesino para una relación que la rutina, y si el sexo se vuelve mecánico y rutinario, se pierden las ganas de hacerlo. Tome la iniciativa y sorprenda a su pareja con alguna actividad nueva que rompa su rutina sexual, como, por ejemplo, un mensaje caliente a mitad del día, visitar un sex-shop juntos.

6.El crecimiento profesional es muy importante, sin embargo, puede afectar la vida en pareja, porque si uno de los miembros empieza a tener sentimientos de inferioridad a causa de ello, se mostrará poco dispuesto a tener sexo.

Si estás pasando por esa situación, no pierdas tiempo en lamentos y busca la forma de superarte a ti mismo. Y en el plano sexual, puedes ser tú el que las lleve de cantar si te esfuerzas en mejorar tu desempeño en la cama.

7. La llegada de un bebé es un acontecimiento feliz que, sin embargo, trastoca totalmente la vida sexual de la pareja. No pierdas esos momentos y planea dejar al bebe a cargo de algún familiar o niñera por unas horas para salir y divertirte con tu pareja.

8.Los cambios bruscos en la rutina doméstica, como puede ser la mudanza a una nueva casa, puede dejar una sensación de cansancio relegando el sexo a un segundo plano, debido al estrés. Si es el caso, no deje que el tiempo arregle eso, tome usted la iniciativa y si hay que acomodarse rápidamente ahógalo ahora. Así podrá retomar esas sesiones de pasión.

9.Ocultarle a la pareja sus fantasías y deseos sexuales solo los alejaran. Lo mejor es compartirlas de a poco para que la sorpresa no sea tan fuerte.

10.La falta de espacios comunes con la pareja, como puede ser compartir un pasatiempo, es el inicio del distanciamiento. Si no logra encontrar mayor interés en los hobbies de su pareja, opte por buscar otros que los dos puedan disfrutar juntos.

11. Si pensar en el sexo y la preparación que requiere le da pereza, está llevando su relación a la extinción. Elimine ese sentimiento de su vida implementando cambios que le aporten energía y vitalidad, como por ejemplo realizar ejercicios o bailar.

12.La llegada de una tercera persona en la relación es quizás la relación principal por la que su pareja ha dejado de tener sexo contigo. Si es el caso, actúa de forma madura y conversa tranquilamente. Pregúntale si desea salvar la relación, si es así busquen ayuda y orientación matrimonial.

13. Tener un hijo enfermo o con algún problema serio, puede dejar exhaustos a los padres y sin interés por tener sexo. Lo mejor es hacer una evaluación de como la falta de sexo está afectando su relación de pareja.

14. Los cambios físicos en la pareja, puede despertar prejuicios e inseguridades, lo mejor es conversar con la persona y expresarle claramente cómo se siente.

/psg