Cuidar del suelo pélvico hoy garantiza la salud del mañana

Existen varias técnicas y procedimientos para fortalecer los músculos del suelo pélvico, como por ejemplo la gimnasia abdominal hipopresiva, la electroestimulación, la masoterapia y la cinsiterapia o los ejercicios de Kegel

506

La salud integral de nuestro organismo depende de que todos y cada uno de sus componentes funcionen adecuadamente y se relacionen a la perfección. En el caso de la mujer, hay un gran olvidado al que no se le presta la atención debida hasta que comienzan a aparecer problemas como la incontinencia urinaria, pérdidas de orina e incluso problemas de tipo sexual. Nos referimos al suelo pélvico.

Es muy importante cuidar y ejercitar la musculatura del suelo pélvico, ya que sostienen la parte baja del abdomen y son los encargados de que los esfínteres realicen su función con corrección, el suelo pélvico no es otra cosa que un conjunto de músculos y ligamentos que realizan el trabajo de cerrar la cavidad abdominal por su parte más inferior, sosteniendo los llamados órganos pélvicos que son la vejiga y uretra, el útero y la vagina y también el recto.

Algunas circunstancias en la vida de la mujer, como el embarazo, el parto, la menopausia, la edad o determinadas intervenciones quirúrgicas, pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, y esto hace que aparezcan las disfunciones que hemos mencionado con anterioridad.

Existen varias técnicas y procedimientos para fortalecer los músculos del suelo pélvico, como por ejemplo la gimnasia abdominal hipopresiva, la electroestimulación, la masoterapia y la cinsiterapia o los ejercicios de Kegel.

Los ejercicios de Kegel se pueden realizar en cualquier momento del día, ya que solo debes contraer los músculos del suelo pélvico. Para identificar estos músculos y que puedas realizar los ejercicios correctamente, cuando acudas la próxima vez al baño intenta cortar el chorro de la orina de forma voluntaria. Esa es la acción que debes acometer cuando quieras hacer los ejercicios de Kegel.

Productos para fortalecer el suelo pélvico

Reconocidas como juguetes eróticos, las bolas chinas son muy populares también para mejorar suelo pélvico y evitar pérdidas de orina, a la vez que se mejoran las relacione sexuales pues fortalecen nuy eficazmente estos músculos.

De hecho, cada día más mujeres se animan a comprar bolas chinas porque sus resultados están más que probados. Incluso las matronas que siguen los embarazos recomiendan su uso tras el parto para devolver la elasticidad y la musculatura a esta parte de nuestro cuerpo que tanto sufre cuando damos a luz a nuestros hijos.

Está demostrado, como decimos, que el uso de bolas chinas ayuda a mejorar el tono de los músculos del suelo pélvico. Además, se consigue aumentar la irrigación sanguínea y la lubricación natural de la vagina, consiguiendo tener relaciones sexuales más satisfactorias, es decir, la mujeres que las han usado han afirmado tener orgasmos más largos e intensos y también han reportado la recuperación de la sensibilidad sexual tras haberla perdido por un parto largo o traumático con fórceps, episiotomía, etcétera.

Afortunadamente, el tema de la sexualidad cada vez se afronta con mayor naturalidad y los sex shops no solo se ven como una juguetería especializada para parejas o para la venta de lencería para hombre y mujer, sino que además se trata de una tienda online para ayudar a la salud sexual que pone a disposición de sus clientes numerosas soluciones, tanto para la monotonía y la desidia en las relaciones sexuales de pareja, como para casos concretos en que ofrecen ayudas específicas para disfrutar de una buena sexualidad, como es el caso de las mencionadas bolas chinas.

Qué son las bolas chinas y cómo funcionan

Las bolas chinas son un mecanismo formado normalmente por dos bolas, unidas por un cordón. En el interior de cada bola se encuentra otra bolita más pequeña que va chocando contra las paredes de la bola mayor cuando la mujer que las lleva colocadas camina o está en movimiento.

Es precisamente la vibración del choque que esta bolita produce contra las paredes de la vagina la causante de una contracción involuntaria de los músculos que la rodean. Esta acción continuada hace que aumente la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular.

La eficacia de las bolas chinas para mejorar la musculatura del suelo pélvico se basa en dos conceptos: el choque de la bolita pequeña contra las paredes de la vagina y el movimiento que provoca que la bolita se mueva y se produzca dicho choque. Esto quiere decir que de nada sirve ponerte unas bolas chinas y sentarte a trabajar frente al ordenador o tumbarte en la cama o el sofá.

No podemos generalizar y decir con rotundidad cuales son las mejores bolas chinas, pues estas no existen, es decir, son diferentes para cada mujer porque cada una debe encontrar aquellas que mejor se adaptan a su cuerpo y a sus necesidades concretas. Para decidirte por unas u otras debes basarte en características como sus medidas, su peso y los materiales que han sido empleados para su fabricación.

Si no estás familiarizadas con ellas, lo mejor es que pidas asesoramiento especializado, pues probablemente no sabrás cómo interpretar estos datos de medidas y peso. En cualquiera de los enlaces que hemos dejado en este artículo encontrarás a expertos en este tema para ayudarte o para que le realices cualquier consulta relacionada con este y otros productos sexuales.

/psg