La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, fue una de las protagonistas de la reciente final de la Copa del Mundo, donde el seleccionado de fútbol de su país resultó sub-campeón.

Pocos saben que la mandataria tiene una estrecha relación con Chile, historia que ella misma contó en una reciente visita al país en marzo pasado.La presidenta dijo que durante la guerra croata de independencia recibieron aportes y financiamiento desde comunidades croatas a lo largo del mundo, incluyendo a Chile.

Entrevistada por El Mercurio hace cuatro meses, Kolinda Grabar-Kitarovic señaló: Hay tantos empresarios croatas y políticos importantes en Chile. Me gustaría mencionar a la familia Luksic porque fueron los que tuvieron la valentía de invertir en Croacia durante la guerra, lo que fue increíblemente importante para nuestra confianza”.

La presidenta contó que la ayuda entregada fue utilizada, entre otros asuntos, para fines educativos.

“Yo misma fui una de las personas elegidas para la Beca Luksic, cuando fui a la Universidad de Harvard para un programa ejecutivo. Viéndolo ahora que me he convertido en la Presidenta de Croacia, probablemente fue una buena inversión para la familia Luksic”, declaró.

EN RUSIA 2018

Celebrando los goles con pasión, dando saltos, abrazándose al resto de aficionados y ataviada con la camiseta de la selección croata, Grabar-Kitarović pronto se convirtió en uno de los personajes más conocidos del Mundial por la pasión mostrada con su equipo en las gradas. Tanto, que hasta las propias autoridades del mundo del fútbol se extrañaron de que no se sentara en el palco, algo a lo que el propio Gianni Infantino la invitó de cara a los cuartos ante Rusia.

El presidente de la FIFA incluso le permitió vestir los colores de la camiseta croata en la zona de las autoridades, lugar donde sus imágenes ya dieron la vuelta a medio mundo después de celebrar los goles de Kramaric Vidadurante los 120 minutos de partido ante la anfitriona y, especialmente, la clasificación en la tanda de penaltis. Posteriormente, no dudó en bajar al vestuario, saltándose el protocolo, para abrazarse uno a uno con todos los jugadores de la plantilla croata.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Ale Padin@ale_padin

Kolinda Grabar-Kitarović, presidenta de Croacia, viajó al Mundial en un vuelo comercial y clase económica.

Disfrutó todos los partidos de su selección en la grada, con la gente.

Hoy fue requerida en el palco de presidentes y festejó el gol como cualquier aficionada.

Pero estos gestos de alegría de Kolinda Grabar-Kitarović en el Mundial no son los que más han impactado a la afición. Hasta el momento, ha acudido a todos los partidos del campeonato salvo a la semifinal ante Inglaterra, por estar en la cumbre de la OTAN en Bruselas y, la presidenta croata, ha pagado los billetes en clase turista de sus vuelos para ver los partidos de su propio bolsillo, ha costeado sus entradas a los diferentes estadios y ha descontado los días no trabajados de su sueldo.

Este domingo, a partir de las 17:00 horas, no se perderá el partido más importante de la historia de su país, en el que Croacia puede convertirse en campeón del mundo por primera vez en su historia. Como una aficionada más, acudirá al estadio a animar a su equipo: y, lo más importante, sin generar gastos a su propio país. Costeándose absolutamente todo de su propio bolsillo, Kolinda Grabar-Kitarović se ha ganado un hueco de honor entre los mejores aficionados del Mundial.

Vea la siguiente galería fotográfica (Algunos dicen que son falsas…pero a quien le importa)Resultado de imagen para presidenta CroaciaImagen relacionadaImagen relacionadaResultado de imagen para presidenta Croacia

Imagen relacionada

 

/gap