En 1976 se crea Fundación Chile (FCH). Una corporación privada sin fines de lucro, que fomenta, indican en su página web, innovaciones que “mueven la frontera de lo posible”. Sus socios son el Estado de Chile y BHP Billiton.

En cuatro décadas ha sido pionera en la tarea de desarrollar líneas de trabajo para potenciar al país en áreas de sustentabilidad, desarrollo de capital humano, educación, acuicultura, emprendimiento y alimentación. Y hoy se enfrenta a la primera huelga legal de su historia.

Desde el miércoles 11 de julio, el sindicato, que agrupa a 100 trabajadores y trabajadoras, está en huelga. Las reinvindicaciones son, aclaran, la reducción de las grandes brechas salariales al interior de la institución, mayor transparencia en la entrega de bonos de desempeño, ajustes a la jornada laboral y mejoras en las condiciones de higiene y seguridad de los trabajadores de la estación costera de Quillaipe, ubicada en Puerto Montt.

“Nuestras demandas se ajustan a la realidad que vive la Fundación y no todas implican un desembolso monetario. Pese a ello, no ha sido posible llegar a un consenso mínimo, luego de haber participado en todas las instancias que establece la ley. Hemos solicitado un aumento de sueldo para los trabajadores de menores ingresos, medida que beneficia principalmente a administrativos y quienes trabajan en la estaciones de Tongoy y Quillaipe”, dice el representante del sindicato Eduardo Taucare.

En FCH, los mayores sueldos son alrededor de 30 veces los más bajos, asegura dice Taucare. “Las ideas que nos mueven son mayor equidad y mayor transparencia. Creemos que son temas muy importantes en una institución como esta”.

Consultados por La Tercera PM, la corporación indicó que “como una corporación abocada a la innovación, estamos conscientes que hoy vivimos en entornos cambiantes y dinámicos; creemos que estos procesos son parte de la naturaleza de esta realidad que, además, enfrentan muchas empresas”. Recalcan que tanto la organización como los colaboradores aspiran a encontrar las respuestas.

“Lamentamos que la voluntad de acercamiento no haya prosperado; se trata de un proceso de negociación colectiva legal del sindicato de los trabajadores de Fundación Chile que respetamos. Tenemos la convicción que esta instancia nos va a unir y fortalecer como organización”, señalan desde FCH. Aseguraron que La corporación continúa en proceso de conversaciones “confiada en poder llegar pronto a un acuerdo satisfactorio para ambas partes”.

/gap