El atochamiento y los problemas en carreteras no son una novedad para feriados, fines de semana largo y festividades, ya que un número importante de personas se movilizan y abandonan sus respectivas ciudades para los días de descanso, lo que en nuestro país termina siendo sinónimo de situaciones de riesgo, incumplimiento de las normas de tránsito y accidentes. Ahora, nuevamente se enciende la alerta para las autoridades e instituciones responsables, acercándose nuevamente una ola de días libres que propician los accidentes. ¿Cómo prevenirlos?

Al mismo tiempo que se exigen mejores condiciones de parte de los concesionarios, también los conductores tienen un llamado importante a estar bien equipados para evitar accidentes y sortear eventualidades. Poco a poco las cifras de accidentes automovilísticos, tanto en carreteras como en sectores urbanos han ido bajando, pero no es motivo para alejarse de las precauciones. Las colisiones accidentales por adelantar en la carretera, por ejemplo, siguen siendo bastante frecuentes, lo que ha puesto en urgencia a la tecnología para enfrentar estos casos.

Tomando este tipo de fenómeno en cuenta, pareciera que las marcas de automóviles se han ido adelantando a los problemas y aprendiendo a sortearlos. Tal ha sido el caso con Ford, BMW, Honda y Audi, por ejemplo, que han puesto enormes esfuerzos por innovar en seguridad, herramientas que han llegado al mercado chileno con la nueva oferta automotriz que se presenta.

Como se decía anteriormente, hay nuevas tecnologías para evitar accidentes que van siendo agregadas a los vehículos para enfrentar mejor los imprevistos y accidentes en autopistas. Estas marcas son pioneras en ello. ¿De qué estamos hablando?

Hay algunas de estas opciones que ya son más populares que otras. Una de las más reconocidas hasta ahora es el Mobileye, una cámara que va instalada en el parabrisas frontal y capta todo lo que ocurre frente al vehículo, con lo que se pueden prevenir choques por la visión panorámica artificial que genera, dando perspectiva al o la conductor o conductora. Esta cámara funciona gracias a un chip que se instala en el interior del vehículo, vinculado a un sistema de seguridad incorporado que analiza la información que las imágenes le van entregando. Cuando el software escanea la situación, produce alertas audibles y visibles para poner en aviso a quien maneja, y reaccionar a tiempo para adelantarse a situaciones de riesgo.

Por otra parte, hay más apoyos a la conducción: los frenos automáticos también se encuentran entre los más populares, deteniendo el automóvil en caso de emergencia. Estos funcionan de manera efectiva cuando el auto se aproxima a un choque inminente, deteniendo el motor. En esta línea existen varios tipos de sensores, que cada vez ofrecen más posibilidades. Las cámaras de retroceso son otro artículo que ya pareciera ir por defecto en toda nueva máquina motorizada: no sólo importa lo que está delante de nosotros, pues el conductor – para evitar todos los riesgos – requiere de la visión de aquello que pasa atrás de su vehículo.

En la práctica, todas estas herramientas ayudan a eliminar los puntos ciegos que muchas veces se tienen. Además, aumentan la plusvalía del automóvil en caso de venderlo para cambiar por un nuevo modelo. Los esfuerzos tecnológicos y operativos apuntan en una misma dirección, pero aún hay mucho que aprender de parte de los conductores.

Tomando en cuenta la naturaleza de los imprevistos que afectan a las carreteras en Chile, muchos expertos apuntan a que tenemos que mejorar en cultura vial. Esto incluye también el hecho de poseer seguros asociados al vehículo que conducimos. Más cuando se maneja en compañía de otras personas y/o niños y niñas en el automóvil.

“Los imprevistos que puede tener un vehículo en medio de una autopista, no sólo acarrea problemas para el propio conductor, sino que también provoca un caos vial para el resto de los automovilistas”, enfatiza Juan José Santa Cruz, quien se ha dedicado a estudiar el comportamiento de los conductores desde su trabajo como Gerente General de EstoySeguro.cl, una plataforma en donde se ofrece la facilitación de comparación de cobertura y posibilidades de seguro automotriz en Chile.