Se trata de Sharon Whiteley, de 46 años, una peluquera oriunda de Manchester, Inglaterra, que en junio del año pasado fue sometida a una histerectomía -operación quirúrgica que consiste en extirpar el útero total o parcialmente- y que a partir de entonces se volvió adicta al sexo.

“El sexo está en mi mente el 99% de las veces. Cuanto más joven es el hombre, mejor”, dijo la mujer al diario británico ‘The Sun’.

Sharon tuvo relaciones sexuales solo con 5 hombres antes de someterse a la cirugía. Ahora, la mujer contó que ya estuvo con más de diez en un corto lapso de tiempo. “La semana pasada tuve sexo con tres, todos de 20 años. Solo se lo puedo atribuir a la cirugía”, dijo.

Antes de la operación, Sharon tenía poco apetito sexual. “La histerectomía pudo haber sido la causa. Se eliminó una gran tumor y ahora no menstrúa, por lo que Sharon puede sentirse cómoda teniendo sexo como nunca antes”, dijo el doctor Carol Cooper.

/psg