Los grandes eventos deportivos, como el Mundial de fútbol, requieren tiempo y dedicación y esto parece afectar a las relaciones sexuales y de pareja.

Según la plataforma de juguetería sexual Platanomelón, el 80% de las personas encuestadas en su estudio no tuvieron sexo si su equipo perdía y el 63% es probable que haya tenido relaciones sexuales si ganaba su equipo.

No podemos negar que, aunque las mujeres cada vez somos más forofas, el fútbol sigue siendo un deporte más seguido por los hombres y esto podría generar desajustes de pareja en las relaciones heterosexuales y en cualquier otra donde una de las partes no comparta la afición. Ya no solo es un evento deportivo, sino social, donde la reunión con amigos y cañas es bastante habitual, si no fundamental para algunos. Esto parece que no sienta nada bien al deseo sexual del aficionado ni al a de su pareja, si no es muy futbolera.

Al menos al de ellos, pues durante estas fechas son los que más excusas ponen para no mantener relaciones sexuales con sus parejas, según un estudio de Durex realizado a 2000 personas durante el Mundial de Francia. A los tradicionales “estoy cansado” o “me duele la cabeza”, ellos añaden “hay partido de fútbol”. Lo cual tira por tierra el mito de que los hombres siempre están dispuestos para el sexo pues parece que este se deja aparcado y las pasiones se viven viendo la tele o desde las gradas.

Pero el estudio nos ofrece otras informaciones aún más llamativas, si cabe. El 27% de los hombres piensa en el fútbol mientras está teniendo relaciones sexuales. El 37% aceptaría tenerlas si pudiese mirar de reojo la pantalla de la televisión, lo cual a mí me deja estupefacta. Y el 30% cree que es peor fingir en el campo que en la cama.

Cuando pensaba que ahí quedaba todo, y sin tiempo a recuperarme del shock, descubro el efecto ‘brownie sports points’ que hace referencia al aumento de ventas, por parte de ellos, en juguetería sexual, para ellas, justo antes de los grandes eventos deportivos. Parece que como regalo de “consolación”, al prever estos que van a dedicar menos tiempo con sus parejas.

Basándonos en las estadísticas de la reconocida marca de juguetería erótica LELO, donde se entrevistó a 35.000 personas, entre los 21 y 55 años de edad, en esta época parece haber un pacto privado en la mayor parte de las relaciones sentimentales por el que los hombres regalan más vibradores, que se estima han elegido sus respectivas parejas previamente, o bien han seleccionado conjuntamente.

Como ejemplo, en los días previos a la Superbowl, el género masculino representaba el 74% de todas las compras en LELO.com desde EEUU. Y como no podía ser de otra forma, los españoles estamos a la cabeza en este curioso, y triste, efecto. En la semana previa a las semifinales de la Champions League de 2014, en la que se encontraban el Real y el Atlético de Madrid, más del 80% de los pedidos realizados desde España fueron hechos por hombres. Sin embargo, fuera de estas fechas, las ventas están igualadas entre hombres y mujeres, afirma la lujosa marca de juguetería.

El siguiente gráfico muestra las compras por género durante grandes citas deportivas, y la previsión que mostraba para el Mundial de fútbol de Brasil, se cumplió. El 82% de los encargos durante las semanas del Mundial fueron hechos por hombres.

Así, pensarán que consiguen endulzar sus ausencias durante los eventos deportivos. O eso creen porque no siempre será un regalo bien recibido.

Solución, o te unes al mundial o aprendemos a separarnos, de buen rollo, para que cada uno pueda vivir sus hobbies sin sentimiento de culpa. Porque un juguete no sustituye a tu pareja, por mucho que nos empeñemos, y quizá siente mejor recibir ese estupendo regalo por causas más apasionadas, que lo de abandonar por el fútbol suena fatal.

Pero lo que está claro es que nuestra selección nos pone a mil, en todos los sentidos. Porque en el campo son muy buenos pero en nuestras fantasías eróticas parece que son aún mejores, según la investigación de Platanomelón.

Tras preguntar sobre el atractivo de los jugadores del Mundial de Rusia a 4.500 seguidores y seguidoras, los países latinos ganaron frente a los nórdicos y España ganó a todos por goleada. Vamos, que en el Mundial de ‘sex appeal’, España no solo llega a la final sino que gana con un 65% de posibilidades, frente a la selección brasileña con un 35%. Cuestión que también ocurrió en este peculiar Mundial sexual en 2014, celebrado precisamente en Brasil.

Aunque esto no parezca contribuir directamente al desempeño futbolístico, está claro que a nadie le amarga un dulce y sentirse deseado, ganador y poderoso en las mentes calientes de sus seguidores, quizá les motive para esforzarse más y ganar. Si lo hicieran, seguro que continúan el resto del año en nuestra mejores fantasías de cama, además de ayudarnos a recuperar el deseo perdido durante el Mundial de Rusia que, según los datos, falta nos hace.

/Escrito por Ana Sierra para El Mundo de España