Lucy Ana Avilés, conocida por traer el Supertanker para enfrentar los incendios forestales en 2017 y por sus comentarios contra el feminismo, entre otras situaciones, anunció que en enero de 2019 volverá con su familia para radicarse en el país por tres años.

La mujer señaló a El Mercurio que “este es mi país, el lugar al que pertenezco y nuestras hijas son chilenas. Quiero que compartan con su familia, con mis raíces, con mi cultura y mi gente”.

La intención de Avilés y su esposo Benjamin Walton, nieto del fundador de Walmart, es seguir con su family office dedicado a la filantropía.

Así, se instalarán con Zoma Foundation, señalando que buscan donar 30 millones de dólares adicionales a obras ya desarrolladas en áreas como la infancia, trabajo con comunidades y recursos hídricos.

A esta se sumará Zoma Capital, con el cual invertirán en emprendimientos con “sentido social”, como lo expresó Walton. “En los últimos 18 meses, Zoma Capital ha invertido directamente en iniciativas un total de US$ 70 millones, de los cuales por lo menos US$ 15 han sido en Chile”.

“Chile, por mi mujer y mis hijas, es parte de mi vida. Me entusiasman las posibilidades, cambios e impacto que podemos generar aquí. Todo lo que podemos ayudar y aprender. Hay muchas sinergias con lo que estamos haciendo en la oficina de Colorado”, señaló el estadounidense.