Es probable que hayas escuchado historias sobre animales que advierten a las personas sobre inminentes desastres naturales como tsunamis, deslizamientos de tierra y terremotos. Parecen tener la capacidad de predecir desastres y eventos catastróficos, una habilidad que muchos expertos en animales conocen desde hace años. Durante el terremoto del océano Índico de 2004, los habitantes aseguraron haber visto una manada de búfalos a lo largo de la playa una hora antes de que el tsunami llegara a la isla. Recordaron haber visto cómo los búfalos levantaban la cabeza, miraban hacia el mar, para posteriormente comenzar una vertiginosa carrera en estampida en busca de tierras más altas. Algunas personas siguieron búfalos pensando que se trataba de una inminente catástrofe, y así fue. Gracias a eso, consiguieron salvar sus vidas.

Pero no solo los animales son capaces de predecir desastres naturales. Durante la Segunda Guerra Mundial, era común que las familias siguieran los instintos naturales de sus mascotas. El inusual comportamiento de los animales era un presagio de que algo iba a suceder antes de que sonaran las sirenas antiaéreas. Incluso las autoridades en China recomiendan a sus ciudadanos que informen sobre extraños comportamientos de los animales. Debido a que el país es naturalmente propenso a fuertes terremotos, las autoridades se basan en los instintos naturales de los animales para predecir tales eventos. En muchos casos, las ciudades han emitido advertencias de terremoto basadas en las reacciones de comportamiento de los animales.

Entonces, dicho esto podemos decir que los animales pueden predecir catástrofes naturales. Y esto también lo creen muchos chilenos, sobre todo después de la aparición de un pez remo gigante en Iquique, una ciudad costera al norte de Chile.

Inminente catástrofe en Chile

Los pescadores de atún que se encontraban en la costa norte de Chile se vieron sorprendidos por la presencia de un pez gigante de 5 metros de largo en una de sus redes durante una jornada de pesca. El enorme pez alargado que vive en las profundidades de los océanos, identificado como un ejemplar raro de pez remo gigante, apareció en aguas poco profundas cerca de la playa caleta Cavancha.

Los vídeos difundidos en las redes sociales y medios chilenos, muestran al monstruoso pez de cinco metros en la cubierta de un barco mientras los pescadores lo rodean. En otra imagen, se puede ver a un pescador al lado de la criatura muerta. Según el periódico chileno la Estrella de Iquique, el pez pesaba entre 120 y 150 kg. Debido que se trata de una rara criatura marina, el espécimen fue entregado al investigador marino Miguel Araya, de la Universidad Arturo Prat, para su posterior análisis.

“El pez remo encontrado también es denominado rey de los arenques, y su nombre científico es Regalecus Glesne”, dijo Araya.

Según Araya, no hay registros previos de apariciones de esta especie en la región. En general, el pez remo gigante, que es el pez óseo más largo del mundo, se encuentra en aguas poco profundas si está enfermo o muriendo, pero según el análisis del investigador marino chileno este espécimen no mostró ninguna de esas condiciones.

Peces remo y terremotos

Es por este motivo que muchos creen que este pez remo anuncia una inminente catástrofe en las costas chilenas. Luego de varios incidentes en los que la extraña criatura marina apareciera en las costas unos días antes de que ocurriese un fuerte terremoto, los investigadores sugirieren que este comportamiento inusual podría indicar un inminente evento sísmico. Aunque también hay que decir que esta teoría no es nada nueva. Los pueblos indígenas que viven en la costa de todo el mundo creen que la aparición de un pez remo muerto o la muerte de una criatura marina son heraldos o posiblemente incluso causantes de terremotos y erupciones volcánicas.

criatura inminentes terremotos - Alerta en Chile por la aparición de una criatura marina que “anuncia” inminentes terremotos

El pez remo se conoce en Japón como ryugu no tsukai o “mensajero del palacio del dios del mar”. Decenas de estos peces de aguas profundas fueron descubiertos por pescadores japoneses poco antes de que un fuerte terremoto de 8,8 grados de magnitud sacudiera Chile en marzo de 2010. Científicos y sismólogos que investigan el fenómeno sugieren que las fisuras causadas por los terremotos en el fondo del océano liberan gases nocivos como el metano que mata a los peces de aguas profundas, haciendo que floten a la superficie como una potencial advertencia de inminentes temblores. Otros expertos creen que los peces remo son más sensibles a los movimientos de fallas activas que los que se encuentran cerca de la superficie del mar.

Es cierto que solo podría ser una coincidencia que los peces remo aparecieran poco antes de que ocurriera una catástrofe, pero como dice la expresión favorita de los más precavidos: más vale prevenir que curar. Y si a esto le sumamos todas las evidencias que demuestran una conexión entre los terremotos y los peces remo, entonces posiblemente estemos ante el presagio de un nuevo terremoto. Esperamos que no sea así.

/psg