La arista chilena del caso “Lava Jato” que se originó en Brasil y en la que se investigan los pagos realizados por la constructora brasileña OAS a políticos nacionales, tendrá su primera formalización.

Ayer, la fiscal jefe de Alta Complejidad Metropolitana Centro Norte, Ximena Chong, ingresó un escrito para solicitar una audiencia ante el 7° Juzgado de Garantía de Santiago.

En el documento, la investigadora pide hora y fecha para formular cargos contra el ex candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, ME-O, por su participación y la responsabilidad que le asiste como autor del delitos tributarios de facilitación de facturas ideológicamente falsas, cometidos en enero y febrero de 2013.

También le imputará -según la solicitud- un ilícito consumado de fraude de subvenciones fiscales, ocurrido en marzo de 2014. Este último sanciona al que fraudulentamente obtuviere del fisco prestaciones improcedentes, lo que se vincularía con la rendición de sus gastos de campaña.

La fiscal Chong además pidió la formalización de quien fuera estrecho colaborador de ME-O, Cristián Warner, de la empresa Cono Sur Research SpA, a quien imputará en calidad de autor de delito tributario de facilitación de facturas ideológicamente falsas.

/gap