El ingreso medio (promedio) mensual proveniente del trabajo principal de la población ocupada en el país se ubicó en $554.493 en 2017, lo que implicó una variación anual de 7,1% ($517.540 en 2016), la más alta registrada en los últimos cinco años. Así lo revela la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2017, que dio a conocer ayer el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Al mismo tiempo y al considerar el ingreso mediano mensual -aquel ubicado justo en el punto medio- el sondeo señala que 50% de los ocupados percibieron ingresos menores o iguales a $379.673 (un aumento de 8,5% anual). Un 45,4% de los ocupados que se ubicaron bajo el ingreso mediano correspondieron a trabajadores informales, es decir 16,9 puntos porcentuales (pp) más que lo observado para el total de ocupados (28,5%).

En este contexto, la ESI muestra que el 71% de las personas ocupadas recibió ingresos menores o iguales que al promedio ($554.493). Asimismo, el 12,2% del total de personas ocupadas recibió ingresos mensuales mayores a $1.000.000, el 3,3% percibió sobre los $2.000.000 y sólo 1,5% recibió ingresos superiores a $3.000.000.

/gap