La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, informó este martes que ya se registró en Chile el primer caso de una persona portadora de la nueva cepa británica de covid-19.

Se trata de una chilena que viajó a Dubai y Londres y que llegó a Chile el 21 de diciembre en un vuelo de Iberia 6833 desde Madrid hacia Santiago. La autoridad aseguró que se trata de una paciente asintomática y que está en buen estado de salud.

Luego, la afectada viajó a Temuco en un vuelo JetSmart, por lo que el Minsal ya se encuentra haciendo el seguimiento y la trazabilidad de los pasajeros.

Por ello, indicó que a partir del 31 de diciembre, todos los chilenos y extranjeros residentes en chile y los que ingresen al país deben mantener una cuarentena de 10 días, la cual se podrá levantar al séptimo día si es que el examen PCR es negativo.

“Todos los viajeros que ingresan al país quedan bajo un programa de seguimiento”, añadió.

Cabe recordar que el 20 de diciembre, las autoridades del Reino Unido decretaron máximo confinamiento para Londres y el sureste de Inglaterra, debido al fuerte incremento de casos de covid-19 registrados en esa zona y que se atribuyó a esta nueva cepa del virus SARS-CoV-2.

En esa oportunidad, el primer ministro británico, Boris Johnson, explicó que ésta se transmite “mucho más fácilmente” y podría elevar número reproductivo de la enfermedad, lo que implica una propagación “exponencial” del virus.

En ese contexto, la evidencia científica señala que la cepa acelera hasta en un 70% la transmisión del virus. Asimismo, desde la OMS, advirtieron además que podría afectar la eficacia de algunos medios de diagnostico de la enfermedad.

/psg