Un sueldo bruto de 18 millones 340 mil pesos. Esa es la suma que recibe, mensualmente, el director ejecutivo de TVN, Jaime de Aguirre, tras la negociación que realizó con el ex presidente del directorio del canal público, Ricardo Solari.

Esta es parte de la información que se conoció esta semana, luego de que se publicara, un informe de la contraloría de TVN donde se cuestionan algunas de las condiciones que, en 2016, la figura histórica de la televisión acordó con el ex ministro socialista. Aparte del salario, se supo que su contrato incluye, entre otros beneficios, bono por cumplimiento de metas y una indemnización especial. Detalles que el directorio de fines de 2016, no habría conocido.

El caso provocó una serie de reacciones: críticas en el directorio, anuncios de querella por posible filtración de datos y el anuncio de una comisión investigadora.

Pero ha estado fuera del debate un tema que, incluso, cruza la agenda que ha marcado este año: las dos ejecutivas que antecedieron en el mismo cargo a De Aguirre, recibieron un menor sueldo que él, realizando las mismas funciones. Es el caso de Carmen Gloria López y Alicia Hidalgo. Todo, bajo la administración Solari.

En el caso de López, ella fue contactada por el ex ministro en mayo del 2014. Estuvo en el cargo de directora ejecutiva hasta febrero de 2016. Según se lee en Transparencia Activa, en la página web de TVN, recibió una remuneración mensual bruta de 13 millones 800 mil pesos. Su sueldo, además, era menor que el que obtenía el director de programación y similar al director de prensa.

Hidalgo, en tanto, la sucedió en el cargo y se mantuvo hasta mediados de diciembre de 2016. Según Transparencia, su sueldo bruto era también de 13 millones 800 mil pesos (líquidos lograba algo más de 10 millones). En su caso, tanto el director de programación y el de prensa obtenían mayor remuneración que ella.

Una realidad distinta fue la que vivió Jaime De Aguirre con Ricardo Solari.

La “obsesión” de Solari para lograr que De Aguirre llegue a TVN

“(Con Ricardo Solari) somos amigos desde chicos”. Así describió Jaime de Aguirre la relación con el ex presidente del directorio de la señal estatal, en una entrevista en la revista Capital en noviembre del año pasado. La cercanía entre ambos se consagró en la época universitaria, puesto que Solari fue compañero de Marco de Aguirre, hermano de Jaime, cuando estudiaba Economía en la Universidad de Chile. Además, ambos trabajaron juntos en campañas políticas de la Concertación.

En 2014, cuando asumió, Solari realizó sus primeras gestiones para designar a De Aguirre como director ejecutivo de TVN. Sin embargo, esa idea fracasó por no haberse generado consenso en el directorio. Su cercanía con la Nueva Mayoría pesó para no tener apoyo de todos los integrantes. En su lugar, Solari presentó el nombre de Carmen Gloria López que sí fue aceptada. La periodista y guionista terminó renunciando al cargo en febrero de 2016.

Tras esa salida, el socialista volvió a apostar para que De Aguirre, quien había terminado sus funciones en Chilevisión en mayo de 2015, ocupara la vacante. Pero en la ocasión el directorio también se opuso a respaldar ese nombre. Esta vez, debido a las boletas que emitió, en medio de los casos de financiamiento irregular de la política, a distintas empresas por 146 millones de pesos, a petición de Bancard, durante su paso por Chilevisión. En el directorio consideraban que no era prudente tener a De Aguirre en el cargo, en medio de esa compleja situación.

Algunos miembros de la instancia recuerdan que Solari insistió de tal manera que, en una de las sesiones, presentó un informe de un estudio jurídico en donde se descartaban las posibilidades que De Aguirre fuese formalizado por la emisión de boletas.

Sin embargo, y pese a los esfuerzos, la designación volvió a fracasar. De manera que se nombró a quien, por esos días, era gerente general de TVN, Alicia Hidalgo. Pero solamente alcanzó a estar nueve meses en el cargo, puesto que en diciembre de 2016 se le pidió la renuncia. Finalmente, Solari volvió con su carta y el directorio, compuesto en esos días por María José Gómez, Lucas Palacios, Jorge Atton, Augusto Góngora, Antonio Leal y Francisco Frei, terminaron respaldando, por unanimidad, la designación de De Aguirre en el puesto.

Desde esos días el apoyo entre ambos se ha percibido en varias ocasiones. Ejemplo de ello, fue cuando De Aguirre defendió a Solari tras las críticas por la situación económica del canal. Así, en octubre del año pasado, señaló que “los directorios no operan por decisiones que toman solamente los presidentes. Son siete personas los que toman los acuerdos y agregó que “no es correcto y está fuera de lugar apuntar con el dedo a una persona”. Al mes siguiente declaró: “Lo defiendo porque él ha logrado un directorio muy unido para llevar adelante este proyecto de ley. Lo ha liderado en forma unánime, se ha profesionalizado, y eso es su mérito”.

Por su parte, en estos días cuando se generó la crisis en TVN, Solari señaló en La Segunda “no tener los antecedentes a mano”, agregando que “en el canal, todos los contratos han seguido todos los procedimientos establecidos”.

/gap