La madre de Ámbar, Denise Llanos, ha sido foco de cuestionamientos por parte de la opinión pública, luego que se conociera el crimen en contra de su hija, ocurrido a fines de julio en Villa Alemana.

Su pareja, Hugo Bustamante, es el único imputado por violación y femicidio contra la menor, y la críticas contra Llanos la acusan de haber estado en conocimiento de lo ocurrido. Incluso, el padre de Ámbar, Ulises Cornejo, se querelló mediante su abogado contra la mujer, pidiendo que al menos se le investigue como encubridora.

La fiscal regional, Claudia Perivancich, sostiene que de momento no hay antecedentes que permitan imputar a la madre de Ámbar. “Ella declara de que recibe desde el imputado la información en torno a que él le habría dado muerte a Ámbar, no entrega ningún elemento en su declaración -siendo advertida de sus derechos como testigo- en torno a una participación suya en alguna de estas conductas que ocasionan la muerte de Ámbar”, sostuvo a La Estrella de Valparaíso.

Agregó que “al mismo tiempo no tenemos ningún antecedente objetivo que permita ubicarla a ella en ese domicilio, en el rango de tiempo en que, entendemos tuvo lugar el hecho, y además tenemos claridad absoluta que ella en la noche no pernocta en ese domicilio. No tenemos ningún elemento hasta ahora para establecer que ella haya estado presente cuando el hecho ocurre”, destacó.

Con todo, la fiscal aclara que “si es efectivo que ella lo supo antes que nosotros y lo calló, no constituye la comisión de delito, ella no tiene la obligación de denunciar. Sin embargo, hay un plazo de investigación y su condición no es definitiva, podría aparecer ella u otra persona como imputada, pero que de momento no tenemos noticias”.

Por su parte, el abogado querellante y representante del padre de Ámbar, Patricio Olivares, señaló que “en base a mi criterio me hace percibir que hubo antecedentes suficientes para imputar a la señora Llanos en calidad de encubridora, desde a lo menos el día 6 de agosto. Lo anterior se funda en antecedentes de la propia investigación, sumado a que la propia gente ha hecho llegar antecedentes a este querellante, que serán aportados al Ministerio Público, previa coordinación con la fiscal que dirige la investigación”.

El abogado penalista y docente de la Escuela de Derecho de la UV, Felipe González, sostiene “que el Ministerio Público, más allá del sentir de la opinión pública, tiene un deber legal de objetividad”. Además, recuerda que “la ley no obliga a nadie a denunciar un hecho, salvo ciertas excepciones que dicen relación con funcionarios públicos, pero la regla general es que quien no denuncia un delito, no tiene responsabilidad penal alguna”.

/psg