La encuesta Cadem publicada este lunes reveló que la percepción pública de que la economía progresa se ubicó en un 41%, significativamente por debajo de quienes creen que está estancada o retrocediento (57%).

En ese sentido, el promedio anual de percepción de progreso económico es significativamente más alta que el período 2015-2017 y solo es comparable con los primeros meses de 2014.

 

Los principales problemas percibidos de nuestra economía son, primero, el desempleo, con un 31%, seguido por la inflación y el precio del cobre (18%).

El sondeo, además, consignó que un 40% considera que la economía mejorará durante el segundo semestre, 22 puntos más que en julio de 2016, mientras que un 49% cree que se mantendrá igual y solo un 10% que empeorará.

/gap