Un informe de la Policía de Investigaciones (PDI) puso en duda las declaraciones entregadas por la madre de Ámbar Cornejo, Denise Llanos, y su participación en el brutal crimen de la adolescente.

En el documento, que fue revelado por 24 Horas, se cuestiona que la mujer no supiera de las intenciones de su pareja, y por ahora único detenido por la muerte de Ámbar, Hugo Bustamante.

“Se considera evidentemente extraño y dudoso que no haya tenido conocimiento de las intenciones de Bustamante Pérez o que no pudiese haber sido testigo presencial de los hechos”, sostiene el informe.

En ese contexto, también se expusieron las declaraciones entregadas por Llanos a los investigadores respecto a lo ocurrido aquel 29 de julio, y la relación entre su hija y Bustamante.

Denise Llanos indicó que con Bustamante, condenado anteriormente por un doble homicidio, llevaban cerca de un año siendo pareja, y que “tenía conocimiento que él había sido condenado por un homicidio, pero eso nunca me importó”.

Asimismo, la mujer indicó que la adolescente rechazó inmediatamente a Hugo Bustamante por sus antecedentes, asegurando que era “un delincuente”, lo que habría generado el conflicto.

En relación a lo ocurrido el día del homicidio, Llanos indicó en su primera declaración -del 1 de agosto- que “todos los meses, Ámbar iba a mi domicilio a solicitar el dinero donde llegaba y me decía ‘ya po, vengo a buscar mi plata, pásame la plata’. Su forma era medio prepotente en pedirme las cosas. Respecto a la relación de Ámbar con Hugo, sólo era el saludo porque en un principio Ámbar dijo que no quería que estuviese conmigo ya que sabía sus antecedentes”.

“Ámbar llegó alrededor de las 9 de la mañana ingresando al domicilio donde conversamos entre 5 a 10 minutos y le pasé por mano $130 mil. Se retiró del domicilio a eso de las 9:15 horas. Debo hacer presente que Hugo en todo momento se encontraba en la pieza, desde donde sólo saludó a Ámbar”, agregó.

Mientras que en su segunda declaración, tomada el 6 de agosto tras ser localizada por la policía en Limache, la mujer relató que ese día “la Ámbar después que tú saliste volvió a buscar su teléfono, instante en que ambos se encontraban dentro del inmueble. Ella se había puesto agresiva y comenzaron a discutir, instante en que procedió a pescarla, le puso algo en su boca y la esposó, para seguidamente violarla”.

En ese contexto, la mujer indicó que luego de que Bustamante le confesó los hechos, la amenazó “diciéndome que debía seguirlo donde él fuera. Que debíamos salir de este lugar, permanecer escondidos y que si yo hablaba sobre el hecho me mataría a mí, a mi hijo y a mis padres”.

Respecto a esta última versión, la PDI tiene sus dudas, ya que si el celular de Ámbar se hubiese quedado en la casa de Bustamante “inmediatamente hubiese regresado al inmueble del imputado a recuperar el aparato (celular), lo que da cabida a que Llanos Lazcano pudiese haber sido testigo presencial o cómplice o encubridora de lo sucedido”.

Finalmente, se reveló que el 29 de julio la mujer se fue hasta el departamento que tiene en Limache, presumiblemente para dejar el terreno libre a Bustamante para esconder el cuerpo de Ámbar.”Lo anterior, se logró detectar un comportamiento planificado y alineado por parte de Denise en cuanto a los actos realizados y por realizar del imputado”.

/psg