Un nuevo estudio en la revista Nature Astronomy informa que la región polar sur de la luna helada Encelado de Saturno es más cálida de lo esperado, sólo pocos metros bajo su superficie helada.

Esto sugiere que el océano de agua líquida de Encelado podría estar a sólo unos 3,2 kilómetros debajo de esta región, más cerca de la superficie de lo que se pensaba.

Según datos recibidos de la nave Cassini, el exceso de calor es especialmente pronunciado en tres fracturas que no son diferentes de las “rayas de tigre” -fracturas prominentes de ventilación que pasa a través del polo- excepto que no parecen estar activos en el momento.

Fracturas aparentemente inactivas situadas sobre el mar cálido y subterráneo de la Luna apuntan al carácter dinámico de la geología de Encelado, lo que sugiere que la luna pudo haber experimentado varios episodios de actividad, en diferentes lugares de su superficie.

El hallazgo coincide con los resultados de un estudio realizado en 2016 por un equipo independiente de la misión Cassini, que estimó el espesor de la corteza helada de Enceladus. Los estudios indican una profundidad promedio para la capa de hielo de 18 a 22 kilómetros, con un espesor de menos de 5 kilómetros en el polo sur.

“Encontrar temperaturas en estas tres cercanas fracturas inactivas, que son inesperadamente más altas que las de fuera de ellas, se suma a la intriga de Encelado”, dijo en un comunicado la científica del proyecto Cassini Linda Spilker, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. “¿Cómo es el cálido océano subterráneo y la vida podría haber evolucionado allí?” Estas preguntas tendrán que ser respondidas por misiones futuras en este mundo oceánico”.

/psg