En medio de la investigación que lidera el Ministerio Público contra la Iglesia Católica por los múltiples casos de abusos sexuales, el cardenal Ricardo Ezzati fue citado a declarar en calidad de imputado por el presunto delito de encubrimiento. 

Ante ese escenario, miembros de la Comisión de Derechos Humanos del Senado buscan reactivar el proyecto que le quita la nacionalidad por gracia a Ezzati, la cual le fue concedida por el Congreso en 2006.

La iniciativa fue propuesta hace dos meses por las senadoras Ximena Rincón (DC) y Adriana Muñoz (PPD), ambas integrantes de la Comisión de DD.HH.

“Es muy urgente hacerlo. La realidad terminó por imponerse y las denuncias por las víctimas de abusos sexuales en la iglesia han demostrado que son verdaderas, que tienen fundamento y por cierto que esto va a traer una consecuencia importante”, indicó la senadora Muñoz.

Los senadores Alejandro Navarro (PRO-País) y Juan Ignacio Latorre (RD) también se mostraron a favor. Este último indicó que la nacionalidad por gracia “es una distinción, un reconocimiento a personalidades extranjeras que hacen una gran contribución al país”.

/gap