La balacera en el Centro Deportivo Azul sigue siendo el tema que está rondando en el fútbol chileno y además de todas las implicancias legales, ahora se transformó en una nueva disputa de declaraciones cruzadas entre Johnny Herrera y la gente de Colo Colo. Es que la acusación que tuvo el capitán y arquero de la U luego del confuso episodio declarando que “absolutamente” habían sido hinchas de los albos los que dispararon, trajo cola.

Ante esta declaración, que le significará al arquero ir a declarar a la Fiscalía Sur, Esteban Paredes, capitán de Colo Colo, salió a responderle y dijo que “nosotros como jugadores y referentes debemos llamar a la calma, no a la violencia y creo que Johnny se equivocó en esas palabras al decir que fue gente de Colo Colo”.

La respuesta desde el CDA no se hizo esperar y Johnny Herrera volvió a declarar para rebatir al delantero de los albos: “cada uno opina lo que quiere. Si hay algo por lo que me caracterizo es por no decir lo que le conviene a la gente, lo que le gusta escuchar o lo políticamente correcto”.

“A él no le tocó atender a personas que estaban heridas en la espalda, que conoces hace 20 años, que estaba con su hija de seis años, siete años, esperando acá afuera sola. O al Nacho, que estaba con una bala en la espalda y que le ayudé a que una hija saliera de un cáncer y hoy está súper bien. Cuando hablas sin conocimiento de causa y no le tocó, por ejemplo, atender y contener a estas tres personas que estaban heridas de bala adentro en una actividad social con familias, entonces es fácil opinar de afuera. Estando adentro créeme que es muy distinto“, agregó