La sobredosis de Demi Lovato, de 25 años, fue al final de una fiesta en su casa que duró toda la noche, pero cuando los paramédicos y la policía llegaron para ayudarla -por un llamado al 911- ninguno de los asistentes estaba en el lugar. 

Fuentes de TMZ indicaron que solo parte del staff de la cantante estaba en la mansión de Hollywood Hills el martes al mediodía cuando llegó el equipo de emergencia pero que no proporcionaron información sobre las drogas que Lovato había consumido. Lo que sí indicaron a las autoridades es que la estrella había estado con gente en su domicilio minutos antes de descompensarse.

La casa de la cantante en Hollywood Hills

La casa de la cantante en Hollywood Hills

La noche del lunes, Lovato había sido retratada en el restaurante Saddle Ranch de West Hollywood celebrando el cumpleaños de una de sus bailarinas y parecía feliz y lúcida. Se desconoce si las personas que estaban en su casa eran parte del grupo que había estado con ella horas antes. 

El audio de la llamada de emergencia revela que estaba inconsciente cuando llegaron los paramédicos a su domicilio. Fuentes policiales indicaron que la celebridad recibió se negó a contarle a los paramédicos qué había consumido. 

(Reuters)

(Reuters)

La cantante se encuentra internada en el Cedars Sinai Medical Center de Los Ángeles. De acuerdo a su representante,  está “estable y en compañía de su familia”. 

La ex estrella de Disney ha hablado públicamente sobre su lucha contra sus adicciones.Hace apenas un mes había lanzado el tema “Sober” (Sobria), en la que revelaba que había sufrido una recaída.

/gap