El nuevo reglamento de protección de datos (RGPD) aprobado por la Unión Europea recoge que los usuarios tienen total derecho a obtener información sobre qué datos personales utiliza la empresa, de qué forma los está utilizando y quiénes son los responsables de este uso de la información. A continuación comentamos los procedimientos a seguir necesarios para obtener los datos de usuario que grandes empresas como Apple, Google, Facebook o Twitter, utilizan.

El nuevo reglamento comunitario, que entró en vigor el pasado 25 de mayo, ha modificado la concepción que se tiene en Internet de los datos aportados por los usuarios. Así, para que una empresa privada pueda utilizar los datos de una persona, esta tiene que dar su consentimiento inequívoco, teniendo un impacto importante en las políticas de las grandes compañías en materia de recopilación de datos.

El gigante tecnológico Apple en su página web informa de los pasos que hay que cumplir para poder descargar los datos que recogen de cada usuario. Para ello hay que abrir la página de Política de privacidad, buscar la sección ‘Access to Personal Information’ y clicar en ‘Privacy Contact Form’ y seleccionando el idioma deseado.

A continuación hay que seleccionar ‘Tengo una pregunta acerca de las cuestiones de privacidad’, momento en el que aparecerá una tabla donde habrá que rellenar los datos personales, entre los cuales se incluye el nombre,  correo electrónico, tema de su consulta, se solicita obtener una copia de los datos y finalmente se envía.

Después de eso, la empresa verifica la información para enviarla por correo electrónico al usuario. Apple advierte de que se trata de un proceso lento que puede demorarse durante días, además no especifica qué tipo de datos se enviarán ni propone métodos para verificar la identidad del usuario antes de enviar el archivo.

GOOGLE

Google ofrece distintas vías para adquirir el archivo con los datos del usuario, siendo estas a través de correo electrónico o directamente añadiéndolo en Drive, Dropbox o Microsoft OneDrive, aunque sigue sin hablar de pasos de verificación.

El procedimiento a seguir para obtener el archivo de información es el siguiente: primero se elige qué productos se quieren incluir visitando la página ‘Descarga tus datos’, permitiendo en este lugar ver más detalles y opciones de los productos. Tras la selección de esto, se elige el tipo de archivo o el canal por el cual se quiere recibir.

Una vez seleccionado el canal, Google creará el archivo y enviará un enlace con la ubicación de este, pudiendo acceder a los datos siguiendo las instrucciones que aparezcan. En función de la cantidad de información requerida el proceso puede oscilar entre varios minutos y varias horas, aunque normalmente se obtiene el mismo día de su solicitud.

FACEBOOK

Facebook pone gran atención y esmero en explicar la información que manejan y cómo pueden sus usuarios obtenerla. Los recientes casos en los que se demostró la utilización ilicita de datos ajenos, como el de Cambridge Analytica, han hecho que la compañía endurezca su ejercicio en este ámbito.

Dentro de la web de Facebook se informa exhaustivamente de las categorías de datos que se manejan, elaborando dos extensas tablas, una de datos consultables en línea y otra que cuenta con toda la información que el usuario obtiene al solicitar la descarga.

Además de este afán explicativo, antes de comenzar el procedimiento se presentan medidas de seguridad para verificar la identidad de la persona que trata de descargar la información. También informan de que la solicitud de descarga caduca a los pocos días, aunque se puede solicitar las veces que se desee, siempre que se cumpla debidamente con los pasos de verificación.

Para descargar esta información, hay que clicar en la flecha que aparece en la parte superior derecha de cualquier página Facebook y elegir ‘Configuración de la cuenta’. Después, seleccionar ‘Descargar una copia de tus datos de Facebook’. Se trata de un proceso sencillo y seguro al requerir de autenticación.

TWITTER

Finalmente Twitter ofrece todos los datos que la red social ha recogido desde la publicación del primer tuit del usuario. El procedimiento a seguir es similar al de Google, teniendo que entrar en configuración de cuenta a través del icono de Perfil y seleccionando ‘Configuración de privacidad’ en el desplegable. Después se selecciona ‘Descargar tu información’. Cuando la descarga está lista se envía un aviso mediante una notificación ‘push’, y esta se puede descargar accediendo a ‘Descargar archivo’ en la sección Descarga tus Datos.

Además de esto, Twitter manda un mensaje por correo electrónico con un enlace de descarga a la dirección de correo electrónico confirmada asociada a la cuenta de Twitter. Es destacable que la compañía ofrece explicaciones distintas para hacerlo desde dispositivo móvil Apple, Android y para PC, ya que la interfaz de la aplicación cambia en función del dispositivo.

Tras la aplicación de la LGPD las empresas están forzadas a tener una mayor transparencia con sus usuarios e informar de a dónde van a parar los datos de cada uno de estos. A su vez y como consumidores responsables, los usuarios deben tener interés por sus datos y cuidar su privacidad en cualquier tipo de entorno. Siguiendo las pautas comentadas, cualquiera puede acceder a su información y revisarla siempre que quiera.

/psg