Un máximo de 30 días podrán quedarse en Rapa Nui los turistas chilenos y extranjeros que visiten la isla. Así lo determina la nueva norma que comenzó a regir desde ayer 1 de agosto.

Para ir, los interesados deberán cumplir con una serie de requisitos, tanto en Policía de Investigaciones (PDI) como al momento de abordar el vuelo. Por ejemplo, tendrán que completar el Formulario Único de Ingreso (FUI), presentar cédula o pasaporte, la reserva en un alojamiento autorizado por el Servicio Nacional de Turismo y el pasaje de regreso, información que está al detalle en el nuevo sitio web que lanzó el Gobierno.

La ley plantea que las personas autorizadas a permanecer por más de 30 días son los pertenecientes al pueblo Rapa Nui y sus familias, actuales residentes, trabajadores contratados o que realicen una actividad económica independiente en la isla, funcionarios públicos, investigadores, autoridades, y los pre candidatos y candidatos inscritos en el registro electoral, de conformidad a la normativa vigente.

Quienes contravengan la norma, se exponen a pagar una multa que va desde las 3 hasta las 10 UTM por cada día. Dichas cifras se traducen en $143 mil hasta $476 mil.

La estricta decisión se tomó debido a la sobrepoblación que estaba protagonizando la isla en los últimos años. Un estudio hecho por la Universidad Católica reveló que el aumento de la población estaría afectando especialmente a Hanga Roa, la localidad más dañada.

/gap