El inicio del periodo para solicitar el retiro del 10% de los ahorros previsionales -que durará un año- comenzará este jueves 30 de julio a las 09:00 horas. Así lo determinó la Superintendencia de Pensiones, entidad que instruyó a las AFP para que ese día a esa hora tengan todo implementado para llevar a cabo el mandato de la reforma constitucional aprobada en el Congreso.

En su oficio, la Superintendencia ordenó que las administradoras deberán habilitar en el inicio de sus respectivos sitios web un acceso que conduzca directamente a una aplicación informática para el ingreso de las solicitudes del retiro de fondos. Asimismo, estableció que hasta el 2 de agosto próximo las solicitudes sólo podrán hacerse de manera remota.

Además del formulario para realizar la solicitud, dicha aplicación “deberá contener la reforma aprobada, un amplio set de preguntas y respuestas asociadas a la solicitud y pago del retiro, en un lenguaje claro que facilite su comprensión, además de permitir consultar la AFP de afiliación y, mediante el uso de una clave simple, consultar el saldo disponible en la cuenta individual y el monto máximo del retiro”.

Uno de los puntos clave del oficio enviado por la autoridad a las administradoras es aquel que dice relación con el formulario de solicitud, donde se establece que “las AFP deberán diseñar un formato único de solicitud, el que deberá contener la misma información a los afiliados y beneficiarios, junto con entregas los mismos mensajes”.

El contenido del formulario de solicitud del 10%

La información que las AFP deberán solicitar a los afiliados y beneficiarios es la siguiente: número de cédula de identidad y su serie o número de documento, domicilio completo (opcional), teléfono y correo electrónico, la modalidad de pago requerida, además de las respectivas instrucciones de llenado.

Respecto a lo primero -número cédula de identidad-, la AFP deberá verificar en línea la calidad de afiliado o beneficiario del solicitante, no permitiendo continuar el ingreso de datos de no validarse correctamente la información.

La aplicación también deberá permitir que aquellos afiliados extranjeros que no cuenten con cédula de identidad nacional puedan solicitar el retiro, ingresando para este efecto el NIC (número identificatorio para cotizar) utilizado para el pago o declaración de las cotizaciones, y la clave de acceso a la AFP.

El formulario consultará la modalidad de pago que prefiere el solicitante, quien podrá seleccionar entre: transferencia a la cuenta de ahorro voluntario (Cuenta 2) en la AFP donde está efectuando el retiro (si no posee una, se creará automáticamente); depósito en una cuenta bancaria o de instituciones financieras, incluyendo cooperativas de ahorro y crédito, y cuentas de provisión de fondos de compensación.

También las AFP podrán incorporar como forma de pago el dinero en efectivo en servicios como Servipag o Sencillito. Por último, en caso de que el afiliado seleccione como medio de pago la emisión de un vale vista, se desplegará el siguiente mensaje: “Esta alternativa está disponible si no posee cuentas bancarias, o cuentas en cooperativas o cajas de compensación”.

Cabe destacar que no estará autorizado el depósito en cuentas bipersonales (con más de un titular), ni en cuentas digitales con procesos de apertura no presenciales, con el objetivo de evitar el rechazo de la solicitud.

Las preguntas del formulario sobre el monto a retirar

Una vez llenada toda la información descrita con anterioridad, y confirmada la solicitud a través de mail y mensaje de texto, el solicitante tendrá una serie de alternativas respecto a cuánto desea retirar de su cuenta de ahorro previsional.

La aplicación informática deberá consultar al solicitante si desea realizar el monto máximo de retiro (equivalente al 100% de los recursos que puede retirar, según establece la reforma constitucional), con alternativas de respuesta “Sí” o “No”. Si la persona selecciona “No”, lo que implica que hará un retiro parcial, se le deberá permitir seleccionar o ingresar el porcentaje del retiro que quiere efectuar calculado respecto del máximo permitido en la reforma constitucional.

Además, si la persona decide no retirar el máximo que permite la reforma constitucional (el 100% de lo autorizado o la totalidad de lo que tiene en su cuenta de capitalización individual obligatoria, en el caso de quienes tienen sólo hasta 35 UF), la administradora deberá desplegar para el solicitante una nota que le indique que no podrá efectuar en el futuro un nuevo retiro por el porcentaje remanente.

Previo a la confirmación de la solicitud del retiro, el sistema desplegará una frase que señale que el afiliado conoce y acepta que el monto que sacará tendrá un impacto negativo en el monto de su pensión final. También se emitirán mensajes en los que se detalle el efecto que tendrá el retiro en su jubilación.

/psg