En el marco de la International Champions Cup, el Arsenal se ha impuesto al Paris Saint Germain por un contundente 5-1 en Singapur. Lo más llamativo en este partido amistoso se dio antes de comenzar, en el sorteo para definir el saque inicial.

El árbitro juntó a los capitanes, que en esta ocasión fueron Mesut Özil y Adrien Rabiot, pero no fue el encargado de hacer el sorteo con una moneda, como es tradicional. Detrás suyo, un hombre extendió su mano con una tarjeta de créditoy le pidió a los jugadores que elijan uno de los lados.

Un encargado de la organización del torneo hizo el sorteo de campos con una tarjeta de crédito negra, una evidente estrategia de marketing que ha sorprendido a los jugadores y los espectadores del partido.

El plástico voló por el aire y cayó en el césped enseñando una de las caras, la que decía “Head”.

 Arsenal se impuso luego con goles de Mesut Özil, Rob Holding, Eddie Nketiah y Alexandre Lacazette en dos oportunidades. El descuento lo marcó Christopher Nkunku de penal.

/gap