El machi Celestino Córdova fue internado en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial tras haber renovado su espiritualidad en su rewe, durante la mañana de este sábado.

A causa de su estado de salud, la autoridad religiosa del pueblo mapuche fue internado otra vez en el recinto médico. Ello pues antes de conseguir el permiso de Gendarmería, el machi Celestino había iniciado una huelga seca de 50 días que lo dejó delicado de salud.

Fue “encapsulado”

En el operativo de regreso participó tanto personal de Gendarmería como de Carabineros, los cuales realizaron un operativo de “encapsulamiento” al vehículo en el que se trasladó a Córdova desde su casa -donde está su rewe- hasta Nueva Imperial.

Con ello se pretendía evitar que la ambulancia que trasladó a la autoridad espiritual tuviera complicaciones en su ruta.

Se renovó

Cabe mencionar que el machi Celestino Córdova obtuvo un permiso especial con el objetivo de “renovarse” espiritualmente frente a su rewe. Este objeto sagrado es un símbolo de la conexión entre el pueblo mapuche y las energías del universo.

El rewe de Córdova está instalado frente a su ruca, en la localidad de Lleupuco en la comuna de Padre Las Casas. Hasta allá fue trasladado en la madrugada de este sábado para practicar este ritual originario.

Amplio contingente

Fueron en total 14 horas de permiso que obtuvo la autoridad religiosa para practicar su renovación, en la que participaron cerca de 27 personas.

Cabe mencionar que debido a la notoriedad del caso y lo particular de la operación, hubo al menos 200 personas tanto de Gendarmería como de Carabineros los que realizaron un operativo para prevenir interrupciones en la ceremonia y también para evitar problemas de fuga.

Ello pues Celestino Córdova es el único condenado por la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay en 2013, tras un incendio de su domicilio ubicado en Vilcún.

/gap