Durante este domingo, el Presidente Sebastián Piñera se reunió con representantes de los remolacheros y trabajadores de Iansa, con la finalidad de discutir formas de ayuda tras el cierre de la empresa en Linares y cerró la reunión con una nueva frase para el bronce: “Para que nazca un árbol nuevo, muchas veces tiene que morir un árbol viejo”..

El Mandatario destacó a El Mercurio que “la región del Maule está pasando por momentos difíciles pero tiene grandes motores que estoy convencido van a permitir crecer y avanzar y avanzar hacia un mejor futuro para todos los maulinos”.

Además, el jefe de Estado sostuvo que “yo quiero decir con mucha claridad, lamento profundamente el cierre de la planta, no es una decisión del Gobierno, fue una decisión de una empresa privada. Pero como Gobierno tenemos un compromiso y una preocupación muy especial por ayudar a las personas que se van a ver afectadas por este cierre, a enfrentar los tiempos difíciles”.

“Aquí todos van a tener que aportar, van a tener que aportar los propios trabajadores, va a aportar el Gobierno y esperamos que la sociedad civil y las empresas puedan también hacer su aporte invirtiendo en la Región del Maule, haciendo alianzas estratégicas y permitiendo a todos los habitantes de esta región poder superar estos momentos difíciles producto del cierre de una planta”, agregó Piñera.

El Presidente explicó que el Gobierno “va a colaborar con distintos planes, para aquellos que quieran seguir produciendo remolacha, vamos a ver la forma a través de riego tecnificado, y a través de mejor preparación y fertilización del suelo mejorar los índices de rendimiento, ojalá superar las 100 toneladas por hectárea”.

Además, “queremos proponer a los agricultores poder hacer una reconversión hacia otro tipo de cultivos, como es el caso del trigo, de otros productos que son muy importantes para avanzar en esta materia”.

mesa.JPG

“Tal vez la conversación a largo plazo, es pasar de los cultivos tradicionales a la agricultura del futuro, de exportación y la agricultura de la fruta”, con frutales mayores y menores, “porque eso significa entrar a una agricultura de mayor valor agregado, que va a significar mayores ingresos y oportunidades”, añadió.

Luego, Piñera sostuvo que para los trabajadores de la planta “estamos preparando distintos programas, algunos de reconversión y recapacitación laboral. En otros casos lo que estamos facilitando es que algunos de estos trabajadores puedan emprender y transformarse en pequeños empresarios con la colaboración en materia de oportunidades tecnológicas y financiera”.

Finalmente, el Mandatario expresó que “sabemos que hay un problema importante en esta región, que la región del Maule Sur está postergada y que la ciudad de Linares ha recibido un golpe muy fuerte, pero como gobierno le quiero decir a todos los que están afectados no van a estar solos, van a tener un gobierno amigo que comprende, solidariza con su problema y que va a colaborar para que juntos enfrentemos estos malos tiempos, podamos ponernos de pie y volver a mirar el presente y el futuro con fe y esperanza”.

/gap