Un bebé de un año y seis meses murió tras haber sido herido con un arma blanca.

La abuela declaró a Carabineros que su hija había advertido a través de Facebook que mataría al niño, por lo que fue al domicilio en Peñalolén a verificar la situación, donde se encontró al bebé lesionado y también a la mujer.

La abuela habría trasladado entonces a ambos al hospital Luis Tisne, donde habló con el personal uniformado.

El mayor Jorge Hidalgo, de la Cuarta Comisaría de Peñalolén, aseguró que el menor ingresó ya muerto al recinto asistencial.

“Le habían propinado tres heridas cortantes y penetrantes en la región torácica y en la región anterior de la garganta del menor por parte de su madre”, aseveró Hidalgo.

La madre de 24 años tenía heridas en la región torácica y está siendo intervenida, aunque se encuentra fuera de riesgo vital. Ya se encuentra en calidad de detenida y acusada de parricidio.