“Mi padre está siendo objeto de presiones por parte de mi madre y de la defensa jurídica de mi hermano. Yo he sido testigo de las conversaciones y exigencias de la defensa de mi hermano”, dice Kel Calderón en la segunda declaración voluntaria que realiza en la fiscalía en medio de la investigación por los dos ataques de Nano Calderón contra su papá.

La declaración, efectuada por la egresada de Derecho en al Fiscalía Oriente este miércoles, fue hecha pública por el sitio CNN.

En cuatro páginas la influencer asegura que su padre recibió muchos llamados y mensajes de Raquel Argandoña y la defensa de Nano Calderón, y también lo visitaron, con el supuesto objeto de “presionarlo” para que retirara la petición de prisión preventiva contra su hijo y luego que cambiase la querella de parricidio fustrado a violencia intrafamiliar.

A cambio le ofrecían que Rebeca Naranjo, polola del joven de 23 años preso en la cárcel Santiago 1 mientras dura la investigación, retiraría la querella por abuso sexual que presentó contra su suego.

Tras relatar varios de estos supuestos episodios de presión, Kel Calderón finaliza con el que considera más fuertes, Esta es una transcripción de los documentados hechos públicos por CNN:

“Esto ya fue mucho cuando el día 2 de septiembre ellos le envían el desistimiento de la querella por abuso. El viernes 4 de septiembre mi mamá junto a la defensa va al departamento de mi papá y ahí lo amenazan y extorsionan diciéndole que tenían una segunda querella lista que involucraba a otra ex de mi hermano por abuso sexual de iniciales J. A. y que no había forma de que a ella ‘la dieran vuelta’ porque ya había aceptado un departamento en Las Condes.

“Ahí la cosa se complicó mucho, mi papá empezó a ceder, uno de sus abogados renunció diciendo que no estaba dispuesto a aceptar este tipo de extorsiones. Le envié whatsapp, dejó de contestármelos y finalmente el sábado 5 de septiembre hablamos por celular y él me dice que había decidido cambiar los hechos y la calificación jurídica, que no resiste tener a su hijo preso, y que ha recibido tantas presiones de la defensa que tiene temor de las cosas que puedan inventar y que no quiere seguir exponiéndome a mí y a mi hermana al ser tratado él como un abusador sexual”.

En tanto, Calderón Salinas cambió la querella contra su hijo de parricidio frustrado a violencia intrafamiliar mientras que Rebeca Naranjo finalmente retiró la querella por abuso sexual contra su suegro.

/psg