El ministro de Educación, Gerardo Varela, enfrentó a los medios esta jornada luego de las diversas polémicas que ha registrado en los más de cuatro meses que ha estado a cargo de la cartera. Sus últimos dichos que causaron molestia transversal fueron cuando dijo que “todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el Ministerio le arregle el techo por goteras o una sala que tiene el piso malo, y yo me pregunto, ¿por qué no hacen un bingo? ¿Por qué de Santiago tengo que ir a arreglar el techo a un gimnasio? Son los riesgos del asistencialismo, la gente no se hace cargo de sus problemas”.

Dichas declaraciones hicieron desmoronarse su aprobación en las encuestas. Así lo reveló el estudio efectuado por Cadem, que indicó que su desaprobación se alzó al 74%. Mientras que la aprobación del gobierno tuvo una baja de 5 puntos porcentuales, situándose en 49%.

Consultado sobre si se hacía responsable de la caída de la aprobación del Gobierno en la encuesta Cadem, Varela indicó que “nosotros no comentamos encuestas. Seguimos comprometidos con Chile, trabajando por la educación, la calidad, por eso agradezco mucho el apoyo que me ha dado el Presidente”.

l titular de la cartera, descartó, además “dar un paso al costado” debido a los errores comunicaciones que ha tenido en el último tiempo. “Como ustedes saben el cargo de ministro es un cargo de exclusiva confianza del presidente y él siempre puede disponer el cambio en el equipo, digamos. Por el momento, el Presidente ha sido muy apoyador de la gestión, ha estado muy encima. El asumió desde el origen un compromiso con todos los chilenos, que fue mejorar la calidad de la educación”.

Mientras que al ser nuevamente preguntado por si pensaba renunciar, el ministro fue enfático en señalar que “por su puesto que no”.