En una jornada marcada por el inicio de la reunión de la Fed -en donde se reforzaría el ciclo de incremento de tasas- el dólar frente al peso chileno marcó su sexta sesión consecutiva de pérdidas. Así, el tipo de cambio cayó a los $636,8 en línea con la recuperación en el precio del cobre y pese al avance internacional de la moneda norteamericana.

Al cierre de las operaciones, el dólar cotizó $636,8 frente a los $638,5 de la jornada anterior, lo que se traduce en un avance de $1,7. Con ello, el peso chileno cierra julio en su menor valor desde el 15 de junio pasado y acumula una apreciación mensual de $17.

Detrás del repunte de la moneda local se encuentra el alza en el precio del cobre. El metal ignoró el débil dato del sector manufacturero de China y subió hasta los US$2,81 la libra, respaldado por el paro en la División Chuquicamata de Codelco.

/gap