Donald Trump aseguró este martes que “la colusión no es un crimen“, en un cambio en su discurso de sus habituales críticas a la investigación que encabeza el fiscal especial Robert Mueller sobre la presunta injerencia del gobierno ruso y una posible connivencia con el equipo de campaña republicano.

De todas formas, el presidente agregó que tal aclaración “no importa porque no hubo colusión (excepto por la corrupta Hillary y los demócratas)!”.

El presidente se manifestó en sintonía con lo que afirmó el martes su asesor y abogado Rudy Giuliani, quien en entrevistas para Fox News y CNN dijo no estar seguro de que la colusión sea un crimen. “Me senté tratando de buscar la palabra en el código federal y no la encontré”. Según indicó, lo que sí es un delito es el hackeo al Partido Demócrata (realizado por agentes rusos), pero sostuvo que esa acción no fue hecha por Trump. “Él no hizo nada malo”, agregó.

La defensa del presidente ha intentado en los últimos días desmentir las afirmaciones de Michael Cohen, ex defensor de Trump, quien sostuvo que el entonces candidato sí estaba al tanto de una reunión de su hijo y sus asesores con una abogada rusa que prometió información perjudicial de la rival Hillary Clinton.

Natalia Veselnitskaya, la abogada rusa que se reunión con Donald Trump Jr., el yerno de Trump, Jared Kuschner, y el entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort (AP)

Natalia Veselnitskaya, la abogada rusa que se reunión con Donald Trump Jr., el yerno de Trump, Jared Kuschner, y el entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort (AP)

Cohen admitió no tener pruebas al respecto, pero si otro testigo corrobora la versión podría comprometer al presidente ante la Justicia. Trump ha negado reiteradas veces haber estado en conocimiento de la reunión, que no ofreció resultados. Dos días antes del encuentro, en junio de 2016, prometió que pronto daría un “gran discurso” con información sobre su contendiente.

La reunión con la abogada rusa en la Torre Trump de Nueva York se convirtió en una de las piezas clave de la investigación sobre la llamada trama rusa, por lo que Donald Trump Jr. tuvo que comparecer ante los comités del Congreso que investigan los presuntos lazos entre el Kremlin y la campaña del magnate.

/gap