En Colón esperan aún con los brazos abiertos a Mauricio Pinilla. Uno de los que aguardaba con expectación al atacante chileno era el goleador histórico del equipo de Santa Fe, Esteban Fuertes.

Yo lo conozco, aparte fue compañero de un gran amigo mío en Italia, el Tanque (Germán) Denis, y él me dijo que es un animal”, cuenta el Bichi. “Nos venía muy bien, era un buen refuerzo para nosotros”, complementa.

El ex ariete de Universidad Católica es cercano a la directiva del Sabalero y confirma las razones personales para la caída del traspaso. “Yo hablo con los dirigentes, soy amigo. Me dicen que estaba listo, hasta que llamó, después de que se había acordado todo, y dijo que no podía venir porque tenía un problema familiar”, cuenta.

Respecto a lo enredado del tema, el fugaz ex DT de Fernández Vial exculpa a Pinigol. “Yo estoy casado y tengo hijos, y cuando está tu familia de por medio, muchas veces no puedes manejar la situación, estás entre la espada y la pared”, comenta.

Por último, el otrora artillero se refiere a las sensaciones de la dirigencia santafesina. “Están preocupados, porque era el delantero que querían y contaban con él, ya que el jueves juegan un partido importante por la Copa Sudamericana, pero enojados no están, pues saben que es un tema familiar”, cierra Fuertes.

/gap