Con los avances tecnológicos, los televisores cada vez cuentan con características más innovadoras que permiten disfrutar de una mejor calidad de imagen y sonido. Tal como evolucionan los dispositivos, las personas también modificaron sus hábitos, la tendencia asegura que los consumidores están eligiendo televisores con pantallas más grandes, sobre todo aquellos que disfrutan del cine o de grandes eventos deportivos.

En Chile las ventas de televisores de 55’’ o más han aumentado exponencialmente y se espera que esta tendencia se mantenga. De hecho, según un estudio de Samsung Electronics Chile junto a Activa Research, el 57% de los chilenos preferirían comprarse equipos entre 43’’ y 55’’.

Frente a este escenario, es importante saber cuán relevante es el tamaño del televisor y si esto viene –o no- acompañado de una mejora en imagen.

El tamaño y la tecnología van de la mano?

Hace algunos años atrás tener una pantalla de 55” era un lujo, sin embargo, hoy un televisor de ese tamaño es un 40% más barato, es decir, cada vez son más accesibles. Pero si estás pensando en cambiar tu TV y deseas una gran pantalla, es importante saber que para alcanzar una buena calidad de imagen, estos deben contar con tecnología 4K UHD, la cual asegura una mejor definición, movimientos completamente nítidos y colores más vivos. De lo contrario, una mayor cantidad de pulgadas arrastraría consigo una mala resolución.

“Si prefieres una pantalla grande, superior a 55”, es importante que tengas esta tecnología en cuenta. Al aumentar el tamaño la imagen puede perder calidad. El 4K, en cambio permite que las imágenes sigan siendo muy reales y definidas en televisores con más pulgadas”, explica Danilo Muza, master trainer de TV de Samsung Electronics Chile.

TV a tu medida

Otro factor importante a considerar es la dimensión del espacio donde se ubicará el televisor. Antiguamente se requería de una mayor distancia de visualización, pero esto cambió gracias al 4K. Por su innovadora tecnología y el número de pixeles con que estos equipos cuentan, entregan una mejor experiencia y definición, independiente de lo cerca o lejos que estés del TV.

Sin embargo, para obtener una mejor experiencia cinematográfica, con alta calidad de imagen, estos equipos se deberían ubicar a una distancia entre 2 y 4 veces la altura de la pantalla, allí es donde esta tecnología marca su diferencia de calidad y se destaca frente a otras tecnologías, por ejemplo las con Full HD (dos millones de pixeles), que requieren una distancia de más de 5 veces el alto de la pantalla para evitar ver imágenes distorsionadas.

Ya sabes, si estás pensando en cambiar tu televisor por uno de pantalla grande, ten en cuenta que un mayor número de pulgadas no asegura una buena calidad de imagen, por lo que es importante que evalúes qué tecnología quieres que incorpore.

/psg