El ministro de Salud, Emilio Santelices, reaccionó frente a las irregularidades en hospitales públicos relacionadas con las listas de espera y las denuncias contra las sociedades médicas que han formado doctores que atienden en estos servicios estatales, asegurando que el Gobierno actuará con “celeridad y decisión”.

Esto luego de que “Informe Especial” (TVN) mostrara anoche los primeros resultados de las auditorías e investigaciones realizadas por la Contraloría y la Fiscalía frente a denuncias que se remontan a 2016, principalmente en el Hospital Regional de Rancagua.

En este recinto murieron 16 personas que pese a estar en listas de espera de Garantías Explícitas en Salud (GES), no fueron atendidas aunque la ley fija acotados plazos para estos casos.

En este nosocomio se confirmó, según el persecutor Emiliano Arias, que hubo pacientes a quienes se les sacó o no registró en las listas de espera GES y no GES con el fin de mostrar una mejor gestión para que los directivos médicos recibieran bonos por 1 millón 900 mil pesos.

Así, se determinó que más de 30 mil personas fueron “exceptuadas” de estas listas con dichos fines.

Incluso se descubrió 2 mil fichas clínicas guardadas en un cajón que nunca fueron ingresadas al sistema. La práctica se repetiría en decenas de hospitales públicos del país.

Arias indicó que, ante estos hechos, el Ministerio Público investiga los delitos de falsificación, fraude al Fisco, malversación de caudales públicos y cuasi delito de homicidio. Los antecedentes hasta ahora permiten establecer que habría 50 casos de personas cuya causa de muerte se relaciona con la falta de atención médica.

Sociedades médicas cuestionadas

Las indagaciones también han confirmado que doctores, jefes de hospitales y personal de distintas áreas que trabajan en la red pública de Salud, han creado sociedades médicas, donde derivan las prestaciones más costosas pese a que éstas podrían realizarse en los propios establecimientos públicos. Esta práctica implica millonarios gastos para el Fisco.

El contralor Jorge Bermúdez sostuvo que esto incluso constituye delito. “Hay una situación anómala cuando el funcionario público no tiene exclusividad con el servicio público. Cuando trabaja como funcionario tiene una cierta tasa de productividad, dos operaciones en una hora; cuando trabaja por la sociedad médica, hace cuatro operaciones en la misma hora. Son muchos recursos que vienen desde el sector público hacia el sector privado. Cuando existe eso, no hay mucho incentivo a mejorar la salud pública”, señaló.

Tras la emisión del reportaje, el ministro Santelices señaló en su cuenta de Twitter que las irregularidades en las listas de espera las consideraba “inaceptables” y que la cartera que dirige ya estaba “trabajando en el tema de las sociedades médicas”. /gap