“Es un privilegio, un honor y una maravillosa oportunidad estar en esta isla mágica que la conocemos como Isla de Pascua, pero todos sabemos que en sus raíces, en su historia, en sus orígenes, se llama Rapa Nui”, dijo el Presidente Sebastián Piñera, en su visita a la isla.

Sus palabras aludieron a una de las principales iniciativas que hizo el Mandatario en el lugar: anunciar que otorgará suma urgencia al proyecto de ley que busca cambiar la denominación de Isla de Pascua por la de Rapa Nui – Isla de Pascua.

“Lo que estamos haciendo es reconocer el origen, la historia milenaria de la isla”, señaló Piñera sobre la relevancia de la iniciativa para sus habitantes.

El lugar obtuvo su actual nombre en 1722, cuando una expedición holandesa a cargo de Jacob Roggeveen, llegó a la isla y le puso ese nombre. Tras ese evento, la población de la isla siempre se ha referido al territorio como Rapa Nui, que significa Isla Grande.

En la ceremonia, el Presidente también recordó otras denominaciones, tales como “el ombligo del mundo, tal vez por su ubicación geográfica, los ojos que miran al cielo, tal vez por los moais, pero sin duda que es una isla que tiene una magia, una maravilla que atrae y no deja a nadie indiferente”.

La visita de Piñera coincide con la activación de una nueva norma de tránsito en la isla, en la que restringe la estadía en ella por un máximo de 30 días a los turistas chilenos y extranjeros. Quienes contravengan la norma, se exponen a pagar una multa que va desde las 3 hasta las 10 UTM por cada día.

/gap