En medio de los fuertes cuestionamientos que ha recibido durante las últimas semanas, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, confirmó que no encabezará el Te Deum Ecuménico del próximo 18 de septiembre.

Recordemos que el sacerdote fue llamado a declarar en calidad de imputado por la Fiscalía por posible encubrimiento de casos de delitos sexuales al interior de la Iglesia Católica.

Durante la semana ya había trascendido que el Presidente Piñera estaba evaluando no participar en la tradicional misa. En la misma línea la presidenta de la Cámara de Diputados ya había manifestado su rechazo a que Ezzati encabezara la ceremonia.

A través de un comunicado de prensa, Ezzati señaló que la decisión fue tomada luego de “cinco días en Punta de Tralca”, donde “hemos reflexionado acerca de la profunda crisis que vive nuestra Iglesia”.

Ezzati comentó que la medida fue tomada para “contribuir a la construcción de un mayor clima de confianza y de convivencia nacional, y espero que esta decisión sea un paso en esa línea, que permita celebrar con mayor armonía una fecha importante para el país”.