“Siempre fui transparente sobre la adicción que tengo. Lo que he aprendido es que esta enfermedad no desaparece, es algo con lo que tengo que luchar“, fueron las conmovedoras palabras que expresó Demi Lovato a través de su cuenta de Instagram.

La estrella de la música, de 25 años, aún sigue internada en el hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles por una sobredosis de heroína el pasado 24 de julio.

Lovato aprovechó para agradecerle a todo su equipo de trabajo, a su familia y a sus fans. “Sus pensamientos y oraciones me ayudaron a navegar estos momentos difíciles”. Y añadió: “Ahora necesito tiempo para sanar, centrarme en mi sobriedad y empezar la recuperación. Nunca olvidaré todo el amor que me han mostrado. Seguiré luchando“.

La ex estrella de Disney había celebrado sus seis años de sobriedad en marzo pasado, pero meses más tarde reconoció que había tenido una recaída. Su representante confirmó que ingresará a un centro de rehabilitación cuando salga del centro médico.

Lovato fue hallada inconsciente por los paramédicos en su casa de Hollywood Hills que tuvieron que revivirla con Narcan, un medicamento para casos de sobredosis.