Según la encuesta, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo produjeron un promedio de 32,66 millones de barriles de petróleo por día el mes pasado, un aumento del 1 por ciento desde junio.

Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP y su líder de facto, produjo 10,63 millones de bpd en promedio el mes pasado, su nivel más alto desde agosto de 2016.

En el otro extremo, Venezuela produjo apenas 1,24 millones de bpd en Julio, una caída de 60.000 bpd respecto a Junio, lo que es una caída de 670.000 bpd en un año y la más baja en los 30 años de historia de la Encuesta Platts de la OPEP, excepto los de una huelga laboral a fines de 2002 y principios de 2003.

Sólo 4 de 15 miembros de la Opep redujeron su producción en Julio. Venezuela el de mayor caída, seguida por Libia, Irán y Congo, el miembro más reciente de la Opep, cuando se incorporó a finales de junio.

Mientras tanto, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos produjeron la mayor cantidad de petróleo desde diciembre de 2016, según los datos de la encuesta. Nigeria aumentó su producción en 80.000 bpd respecto a Junio.

El 23 de junio, la OPEP y 10 productores no pertenecientes a la OPEP (conocida como Opep+) acordaron aumentar la producción combinada en un millón bpd, pero dejaron sin resolver cómo se distribuiría.

En el acuerdo Opep de Viena de 2017, Venezuela aceptó producir 1,97 millones de barriles por día, que incluso con la caída sostenida de la producción, era superior, por ejemplo, a la producción de Nigeria de 1,80 millones bpd. El país africano, que sufre de guerras internas, ha podido mantener su producción respecto a acuerdo de Viena, mientras que la de Venezuela se ha desplomado en 730.000 bpd respecto a la cuota del acuerdo de Viena.

La producción petrolera en Venezuela se hace mediante el esfuerzo propio de Pdvsa y de las empresas extranjeras asociadas a ella en proyectos específicos. En 1999 la producción de Pdvsa por esfuerzo propio era de 3,1 millones bpd, mientas que en julio de 2018 apenas llega a 0,65 millones bpd.

Según datos del modelo HFOPM (High Frecuency Oil Monitor Production) de la empresa Genscape, el 10 de julio registró un nuevo mínimo de 1,250 KBPD de producción total (petróleo crudo, condensados, LGN y otros líquidos).

Los datos de la encuesta Platts se refieren sólo a la producción de petróleo crudo. Según datos aportados en julio por el viceministro de Petróleo, Ángel González, en Venezuela se producen 160.000 boe diarios de condensados, LGN y otros líquidos).

El sistema de Genscape ha anticipado problemas de producción antes que lo reflejen el set de cifras usuales con anterioridad en otros lugares del mundo. Ahora, la caída de 60.000 bpd en julio que indican las cifras de la encuesta Platts ratifican los anticipado.

Lo cierto, es que con Pdvsa en ruinas, la industria petrolera nacional está en serios problemas, y con ella el país completo.

/psg