El sindicato de Minera Escondida llamó este martes a la empresa a cambiar su estrategia para alcanzar un acuerdo contractual que evite una huelga, en el inicio de una última fase de negociaciones mediadas por el gobierno.

El gremio y la administración del yacimiento controlado por BHP se vieron las caras por primera vez en días, luego de que en la víspera la firma solicitó una mediación de la autoridad laboral en un intento por frenar una paralización ya aprobada por los trabajadores.

“Todavía no han cambiado su estrategia, creen que a través de un bono final van a comprar beneficios”, dijo a Reuters Carlos Allendes, portavoz del Sindicato 1 de Escondida, antes de ingresar a la primera reunión en las oficinas de la Inspección del Trabajo en Antofagasta.