“Ella puede hacer, y esperamos que lo haga, un aporte importante desde ese cargo a temas muy, muy urgentes que tenemos en Latinoamérica en estas materias. En materia de democracia y DD.HH., como los que se están viviendo hoy día en Venezuela, se están viviendo en Nicaragua y se viven ya por tantas décadas en Cuba”. Estas fueron las palabras hoy del ministro del Interior, Andrés Chadwick, respecto de la confirmación de la expresidenta Michelle Bachelet como la nueva alta comisionada de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Así, el jefe de gabinete, junto con reiterar las felicitaciones a Bachelet, la emplazó a que desde su cargo en la ONU realice acciones en la región. “Esperamos que ahí haya un énfasis muy especial en el cargo”, añadió.

En La Moneda han seguido con atención los pasos de la exmandataria, quien por estos días ha tomado protagonismo por el rol que está cumpliendo en la oposición, la conformación de su nueva fundación y el rol crítico que ha adoptado frente a la administración de Piñera.

Las mismas fuentes aseguran que no será fácil el nuevo cargo en la ONU debido a que deberá fijar posturas frente al régimen político de Venezuela, donde Piñera ha sido enfático en señalar que se trata de una dictadura.

/gap