Hay pocos dorsales que están asociados a los porteros de fútbol. El más común es el ‘1’, también puede ser el ’12’, y hay algunas excepciones, pero no es habitual que lleven números como el que vistió el portugués Rui Patricio en el Wolverhampton: usó el ’11’.

El guardameta luso del Wolverhampton ha elegido un número bastante inusual para un jugador de su posición y lo estrenó en la Fecha 1 de la Premier Leagueante el Everton. Todos se sorprendieron al verlo salir al campo de juego con un dorsal normalmente reservado para los futbolistas de ataque.

Detrás hay una desgarradora historia y un gesto muy destacado. Tanto los Wolvescomo Rui Patricio decidieron dejar el ‘1’ vacante en homenaje a Carl Ikeme, ex arquero del club que anunció su retiro por una enfermedad terminal.

Rui Patricio, arquero del Wolverhampton, usó el número 11 en el partido ante Everton (Reuters)

Rui Patricio, arquero del Wolverhampton, usó el número 11 en el partido ante Everton (Reuters)

Ikeme, de 32 años, fue diagnosticado una leucemia terminal y el dorsal ‘1’ ha quedado sin usarse en su honor. “Hablé con el doctor y me sugirió que debía retirarme, porque el daño del tratamiento ya había aparecido en mi cuerpo. Fue año difícil y de intensa quimioterapia”, confesó el pasado mes de julio.

Rui Patricio optó por el dorsal ’11’ a su espalda para este temporada, un gesto que ha sorprendido a toda la Premier League pero que cobra mucho sentido cuando se conoce la verdadera razón.