El ministro del Interior, Andrés Chadwick, criticó la intención de los diputados de la oposición de sacar adelante este emplazamiento: “Me parece un hecho muy grave desde la perspectiva institucional y democrática del país. Los magistrados, como dice la Constitución de forma expresa, solo pueden ser acusados por notable abandono de deberes, pero no pueden ser acusados por el contenido de sus resoluciones judiciales”.

Chadwick agregó que “las sentencias judiciales se respetan y acatan. Y no existe ninguna autoridad -y en este caso tampoco el Congreso- que tenga facultad de entrar a revisar, nos gusten o no, o a acusar en virtud de un contenido de un fallo”.

Además, el ministro dijo que “con eso se termina la autonomía e independencia del Poder Judicial, y eso es muy grave para la institucionalidad democrática”.

/gap