Tras inaugurar la era de los hasta entonces desconocidos “phablets” con el primer Galaxy Note, año a año Samsung ha ido anunciando funciones cada vez más llamativas para el modelo que por aproximación de fechas, es el destinado a competir con el iPhone de Apple. Así, en 2011 conocimos a la ya mencionada primera generación del terminal, con un lápiz S-Pen y pantalla de 5,3 pulgadas -considerado por entonces como una exageración-, seguido en 2012 por un modo multiventana, pantalla con bordes curvos en 2013, un modo para escribir con la pantalla apagada en 2015 y cámara dual en 2017.

Y aunque estos pasos a veces hayan sido en falso, como ocurrió con el escándalo de las baterías explosivas del Note 7 en 2016, la idea de la compañía surcoreana de enfocarse primero en un público corporativo y posteriormente profesional -como diseñadores y dibujantes-, esta vez se amplía mucho más, apostando esta vez por algo más familiar: así nace el nuevo Galaxy Note 9.

S-Pen y los videojuegos como protagonistas

Lo primero son las nuevas funciones entregadas al lápiz S-Pen, que esta vez se convierte en algo más que un accesorio para escribir gracias a una nueva característica que lo asemeja a un control remoto: Presionando el botón al costado podremos tomarnos una selfie o una fotografía desde lejos, reproducir o poner pausa a un video en YouTube o incluso utilizarlo para exhibir diapositivas en una reunión. Para ello, el S-Pen cargará su batería directamente en el terminal, y en caso de agotarse podrá ser cargado en sólo 40 segundos, entregando 30 minutos de autonomía, o el equivalente a 200 clicks. Además, el fabricante le dará la oportunidad a los desarrolladores para que sus aplicaciones también hagan uso de esta nueva función.

El otro punto interesante tiene que ver con el nuevo foco “gamer” de Galaxy Note 9, y que en parte busca unirse a la nueva tendencia de smartphones más avanzados en términos gráficos y rendimiento para este contenido. Tal es el acuerdo entre Epic Games y Samsung para lanzar en exclusiva y por 30 días, la esperada versión en Android del exitoso videojuego Fortnite, el título más popular del momento y que hasta hoy sólo se encontraba en dispositivos Apple, PC y PlayStation 4.

En la práctica, el juego se ve fluido y gráficas que aprovechan el colorido de la pantalla del dispositivo, lo que se suma a nuevas características técnicas como un sistema de enfriamiento, un dispersor de calor y opciones de software que ajustan el rendimiento del aparato de forma automática. Esto, evidentemente también podrá ser apreciado con el uso continuo del día a día, ya que evitará que el móvil se caliente si lo exigimos.

Sólo basta ver si la apuesta de Samsung por el segmento tiene éxito, considerando que sin contar a iOS y pasados estos 30 días, Fortnite estará disponible en otros 40 modelos de distintos fabricantes con Android. Aún así, la surcoreana tiene las de ganar, ya que 14 de estos smartphones pertenecen a su catálogo.

Primeras impresiones

En cuanto a su diseño y otras características, Galaxy Note 9 mantiene una línea continuista pero sin perder su personalidad. Posee un acabado elegante y visualmente más delgado, con cuatro colores disponibles y pantalla Super AMOLED de 6,4 pulgadas con resolución de 2960×1440. En su hardware llama positivamente la atención la versión con 512 GB de almacenamiento ampliable a 1 TB más (además existe otra versión de 128 GB), lo que hace sentido considerando la grabación de videos en 4K, y los 4000 mAh de su batería entregan un 21% más autonomía que el modelo anterior. Su cámara de 12 Mpx contará con 26 optimizadores de escena que son detectados de forma automática, además de un novedoso modo que avisa si en una foto grupal alguien aparece borroso o pestañea, hay poca luminosidad o el lente se encuentra sucio. Cuenta con certificación IP68 (1,5 metros durante 30 minutos en el agua y protección contra el polvo, la suciedad y la arena), sonido estéreo y las habituales medidas de seguridad biométrica con huellas dactilares y lector de iris.

Aún con sus llamativas características, Galaxy Note 9 vendrá incluido con Android Oreo 8.1, y se desconoce la fecha de llegada de Android Pie, plataforma que cuenta con varias novedades y que al mismo tiempo denota la fragmentación del sistema operativo de Google. Algo más que llamó la atención fue la asistente virtual Bixby, que a pesar de ser más avanzada y entender contextos aún no cuenta con versión en español; tampoco hubo mejoras en el irregular software AR emoji y se extrañó la presencia de tres cámaras en su modo principal.

En cuanto a la fecha de arribo de Galaxy Note 9 a Chile, la operadora Movistar aseguró que dispondrá de una preventa especial desde el 23 de agosto hasta el próximo 2 de septiembre a través de su sitio oficial en distintas modalidades. Su precio no superaría el millón de pesos, buscando alejarse de la costosa marca impuesta por el iPhone X.

/gap